Nacionales
Comercio exterior

Brasil levantó restricciones a la colocación de productos lácteos uruguayos

Uruguay pudo demostrar claramente que "lo que exporta es lo que produce#", dijo el ministro de Ganadería. (Imagen ilustrativa).

El gobierno de Brasil anunció el restablecimiento de los procedimientos para la importación de leche y sus derivados desde Uruguay, y en estos momentos “se están tramitando las primeras licencias correctamente”, anunció el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre

“Tenemos una segunda comunicación telefónica del presidente de Brasil, Michel Temer, al presidente Tabaré Vázquez, efectuada el viernes 3 de noviembre, y este lunes 6 se están tramitando las primeras licencias lácteas correctamente”, destacó Aguerre, en declaraciones a la prensa efectuadas este lunes en la Estación Experimental del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) Wilson Ferreira Aldunate, ubicada en la localidad de Las Brujas, en el departamento de Canelones.

Además, explicó que la misión acordada al más alto nivel gubernamental fue encabezada por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento de Brasil (MAPA, por su sigla en portugués) y permitió el restablecimiento de los procedimientos para la importación de leche y sus derivados desde Uruguay. Esta visita finalizó el viernes 3 y duró una semana. Su objetivo fue despejar dudas o sospecha de triangulación de leche en polvo uruguaya hacia territorio brasileño. El Ministerio de Ganadería aportó todos los datos solicitados y acompañó a los técnicos, quienes visitaron distintas industrias y productores.

“No fue una misión de auditoría técnica ni sanitaria, sino que querían corroborar la información estadística, y quedó meridanamente claro, como no teníamos ninguna duda, que Uruguay puede demostrar claramente que lo que exporta es lo que produce”, enfatizó Aguerre.

Asimismo, señaló que los técnicos quedaron sorprendidos del nivel de trazabilidad de la cadena láctea, que incluye un sistema de registro del producto en el camión que recibe la leche, mediante  un medidor que toma una muestra independiente por cada productor que aporta a planta, para analizarla en laboratorio y pagarlo en función de su calidad.

“Uruguay tiene que vender casi el 90 por ciento de los productos que produce. Eso nos obliga a tener las normas más exigentes internacionales para poder vender a los mercados más severos”, finalizó.

Lectores: 281