NOVA Salud
28 de julio, Día Mundial contra la enfermedad

La hepatitis, una de las principales causas de muerte a nivel global

La enfermedad produce 1,34 millones de fallecimientos al año. (Imagen ilustrativa).

El Día Mundial contra la Hepatitis (DMH) se celebra el 28 de julio de cada año y reúne al mundo bajo un único tema para crear conciencia de la carga mundial que conlleva la hepatitis viral y para generar un cambio real.

El DMH uno de los cuatro únicos días de concienciación mundial dedicados a una enfermedad específica y reconocidos oficialmente por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Une a organizaciones de pacientes, autoridades y público general para dar un empuje al perfil global de la hepatitis.

Una enfermedad riesgosa

La hepatitis viral es una de las causas principales de la muerte a nivel mundial, con 1,34 millones de muertes al año – tantas como las causadas por el VIH-SIDA, la tuberculosis o la malaria. La hepatitis B y la hepatitis C juntas causan un 80 % de los casos de cáncer de hígado en el mundo.

La hepatitis viral no se encuentra en una ubicación específica ni entre un grupo de personas; es realmente una epidemia mundial que puede afectar a millones de personas sin que ellos lo sepan.

En la actualidad, el 90% de las personas que viven con hepatitis B y el 80% de los que viven con hepatitis C no son conscientes de su condición. Esto puede tener como consecuencia el posible desarrollo de una enfermedad del hígado mortal en algún momento de sus vidas y, en algunos casos, pueden transmitir la infección a otros sin saberlo.

La eliminación de la hepatitis viral se puede conseguir con la disponibilidad de vacunas efectivas y tratamientos para la hepatitis B y una cura para la hepatitis C, pero debe haber una mayor concienciación y entendimiento de la enfermedad y de los riesgos, así como acceso a diagnósticos y tratamientos más baratos. 

Ahora estamos en un momento crucial gracias a la inclusión de la hepatitis viral en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la reciente adopción de la primera estrategia mundial contra la hepatitis. Por eso se necesita el apoyo político a la causa. A menos que se actúe de manera inmediata, el número de muertes continuará aumentando y la epidemia seguirá creciendo.

¿Qué es la hepatitis?

La hepatitis vírica es la inflamación del hígado causada por un virus. Hay cinco virus distintos de la hepatitis: A, B, C, D y E.

- Hepatitis A

Se contagia generalmente comiendo alimentos o bebiendo agua contaminados por las heces de una persona infectada. También puede contagiarse comiendo marisco crudo que provenga de aguas contaminadas por vertidos de aguas residuales.

Dado que la hepatitis A solo provoca hepatitis aguda, el cuerpo, a menudo, puede combatir la infección por sí mismo en unas pocas semanas. Sin embargo, estas infecciones en ocasiones pueden complicarse.

- Hepatitis B

Se transmite a través del contacto con la sangre y con otros fluidos corporales (p. ej., saliva, semen y fluidos vaginales) de una persona infectada. Se puede transmitir de madre a hijo en el parto.

Las medicinas como el interferón alfa y el peginterferón y una variedad de medicamentos antivirales están actualmente disponibles, y ralentizan la replicación del virus, lo que en ocasiones logra su total eliminación. Los niños nacidos de madres con hepatitis B también deben vacunarse a las 12 horas de nacer, ya que esto puede prevenir una infección que muy probablemente degeneraría en hepatitis B crónica.

- Hepatitis C

Se transmite principalmente por el contacto directo entre sangres. En raros casos puede transmitirse a través de ciertas prácticas sexuales y durante el alumbramiento.

El tratamiento de la hepatitis C crónica está enfocado a erradicar el virus. A menudo incluye una combinación de interferón pegilado y ribavirín, y hay un creciente uso de potentes medicinas directas antivirales, con y sin interferón. La gente con diferentes genotipos responde de forma distinta al tratamiento, algunos con más éxito que otros. 

- Hepatitis D

Se contagia mediante el contacto con sangre infectada.

La hepatitis D solo se encuentra en personas que ya están infectadas con el virus de la hepatitis B. La gente que todavía no esté infectada de hepatitis B, debe vacunarse contra ésta.

Tratamiento: Las condiciones pueden mejorar con la administración de interferón alfa; sin embargo, no existe una terapia antiviral efectiva disponible contra la hepatitis D.

- Hepatitis E

Se contagia generalmente comiendo alimentos o bebiendo agua contaminados por las heces de una persona infectada. También puede contagiarse comiendo marisco crudo que provenga de aguas contaminadas por vertidos de aguas residuales.

No existe tratamiento para la hepatitis E. Sin embargo, por lo general, se autolimita a sí misma.

Acción mundial

La eliminación de la hepatitis viral ha pasado a ocupar un lugar muy importante. En la 69ª Asamblea Mundial de Salud en Ginebra, 194 gobiernos adoptaron la Estrategia Mundial contra la Hepatitis Viral de la OMS, la cual tiene el objetivo de eliminar las hepatitis B y C en los próximos 13 años. La comunidad ha respondido lanzando el NOhep, el primer movimiento mundial para eliminar la hepatitis viral antes del 2030. 

Lectores: 368