Información General
Accidente fatal

Tragedia en Punta del Este: un niño argentino de 3 años murió al caer de una ventana

El departamento donde ocurrió el trágico episodio.

Un niño argentino de tres años que veraneaba con sus padres falleció este martes al mediodía tras caer al vacío desde una ventana, a una altura de nueve metros, en una casa ubicada en un complejo de departamentos en el balneario de Manantiales.

El trágico hecho se desencadenó minutos después de la una del mediodía, cuando el pequeño, de apellido Gómez Romero, trepó a un sillón dispuesto debajo de una ventana de uno de los dormitorios, empujó el mosquitero -que no habría estado bien asegurado- y cayó al vacío en el área donde se encuentra el garage.

Si bien el departamento, ubicado en el edificio La Belle Creóle, en la calle 30 entre Maldonado y Sarandí, posee protección en varias aberturas, la ventana por la cual cayó el niño carecía de protección segura.

En el momento del accidente, la madre y el hermano -de un año y medio- del pequeño se encontraban en el departamento, mientras que el padre había salido a caminar. Según afirmó la Policía de Maldonado, aunque el niño fue trasladado al sanatorio Cantegril, ya había fallecido.

Danubio, el portero del edificio, fue testigo del fatal accidente: "Yo estaba en el sector delantero del edificio cuando escuché los gritos desesperados de auxilio de la madre, que, asomada a la ventana, vio cómo su hijo caía. Tiré todo y corrí pero el chico cayó ante mis ojos, un metro adelante de donde yo estaba. Una vecina le practicó masajes cardiacos pero ya era tarde".

Aunque el hombre llamó en dos oportunidades a la comisaría de La Barra, al no recibir asistencia y ante tos gritos desesperados de la madre del pequeño, una vecina decidió trasladarlo al centro de salud junto a ella. Tras enterarse de la noticia, el padre concurrió al sanatorio, y se encontró con el peor desenlace.

En cuanto a la asistencia policial y de salud, una vecina aseguró que “los servicios primordiales acá estuvieron totalmente ausentes".

La familia había llegado el 28 de diciembre e iba a permanecer hasta el 15 de enero en ese departamento que solían alquilar todas las temporadas, cuyos balcones estaban preparados con protección para niños. Lamentablemente, el mosquitero de la ventana en cuestión, no se encontraba bien trabado. 

Lectores: 555