Mundo NOVA
No le pasan los años

Kolinda Grabar: la mandataria croata que le quita el sueño a más de uno

La estadía de la Presidenta durante el mundial corrieron por su cuenta, además se descontó de su salario los días que no estuvo al mando del país por apoyar a su selección. (Dibujo: NOVA)

La sensual rubia de cincuenta años, Kolinda Grabar-Kitarovic,  fue furor en el Mundial de Rusia por la forma en cómo decidió participar del evento futbolístico más importante. Alentó a los jugadores durante la final, siempre se le vio con la camiseta de cuadros rojos y blancos, junto a los jugadores en los camerinos, o sentada disfrutando del juego en las gradas con sus compatriotas e intercambió abrazos con el presidente de Francia Emmanuel Macron en el palco de honor tras finalizado el partido con Francia.

Grabar-Kitarovic llegó a Rusia en un avión comercial en clase turista, pagado de su bolsillo. Su estadía durante el mundial y las entradas a los partidos corrieron por su cuenta, además se descontó de su salario los días que no estuvo al mando del país por apoyar a su selección.

¿No es “tan buena” como parece?

En 2015, la mandataria de 50 años, militante del partido Unión Democrática Croata, se posesionó en su cargo e inauguró su política con tendencias anti inmigratorias. Ese mismo año apoyó la idea de construir unas vallas en las fronteras del país para evitar la entrada de los refugiados ilegales de Siria y Libia. "Creo que en el futuro será necesaria alguna valla u obstáculo físico", manifestó ella según lo informó la agencia de noticias EFE.

Además, frente a las políticas acordadas por la Unión Europea para ayudar en la crisis de inmigrantes, Grabar se opuso a la decisión del reparto de cuotas entre todas las naciones de los refugiados a sus territorios.

Su posición frente a los inmigrantes fue aún más criticada cuando en 2016 apareció una foto suya con un grupo de hombres junto a la bandera de los ustachas, una organización ultraderechista, cercana al nazismo, que defendió la supremacía étnica croata y fue partícipe de crímenes contra serbios, judíos, gitanos y otras poblaciones.

ONG croatas, como Are you serious, e internacionales, como Amnistía Internacional, han denunciado las disposiciones de las autoridades croatas al negar asilo a los refugiados. "La Agencia de Seguridad e Inteligencia (SOA) toma decisiones que suponen un obstáculo para la obtención de protección internacional, ciudadanía y la residencia temporal o permanente de refugiados y extranjeros", escribió el medio Liberties.

También se le ha cuestionado su relación con Zdravko Mamic, considerado el patrón del fútbol croata, quien fue condenado a seis años de prisión por corrupción y malversación de fondos, pero no está pagando su pena porque se encuentra en su residencia en Bosnia, país del que posee pasaporte.

Lectores: 240