Sexo y erotismo
Orgasmos

Con tu pareja no llegas pero ¿sola sí?: claves para ponerte en llamas­­­­­

Que el estrés no te frene el deseo.

El dilema del orgasmo es un tema fundamental a la hora de tener relaciones sexuales, pero ¿qué pasa cuando no llegas con tu pareja pero sola sí? Más de una mujer se plantea esto y parece que tiene que ver con varios factores y se diferencia de cada una.

Seis de cada 10 mujeres tienen problemas para llegar al orgasmo cuando mantienen relaciones sexuales con sus parejas o con la persona con quien estén disfrutando de ese momento. Una cifra que es mucho menor en el caso de los hombres, que solo son el 20 por ciento, según una encuesta realizada por la marca de preservativos Control.

Los datos no quieren decir que un 60 por ciento de las mujeres sea incapaz de llegar a experimentar orgasmos, muy por el contrario, explica Ruth González Pérez, psicóloga y sexóloga, que "es bastante habitual que sean capaces de llegar al clímax a solas”.

Tal como lo sustenta esta experta, la clave es bastante obvia: "Nuestro modelo sexual está basado en la penetración y esto no favorece el orgasmo de la mujer, que necesita de la estimulación del clítoris para conseguirlo. También necesita encontrarse tranquila y sin preocupaciones para poder dejarse llevar y centrarse en las sensaciones que llevan al orgasmo".

Ya se sabe que la cabeza de la mujer es compleja, porque la vida cotidiana hace que no es tan sencillo relajarse, esto puede hacer que ellas estén más dispersas en los encuentros sexuales y tengan mayor dificultad para llegar al clímax. Sin embargo, "cuando estamos solas y sabemos lo que nos gusta y cómo nos gusta, nos relajamos y no tenemos problema en centrarnos en nuestro cuerpo y estimularlo", expresa González.

Así que debes elegir las mejores opciones: una ducha con sales, un perfume rico, lencería que te haga sentir sexy y dejar afuera los problemas son algunas de las claves para que tengas una noche llena de pasión.

Lectores: 455

Envianos tu comentario