Mundo NOVA
Momento decisivo

Alta tensión política en Venezuela: el país que está en la mira del mundo

El segundo periodo del Gobierno de Maduro iniciado el 10 de enero no ha sido reconocido por gran parte de la comunidad internacional.

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, se juramentó el miércoles 23 de enero de 2019  como presidente interino de la nación, en un discurso durante una marcha opositora para exigir el fin del mandato de Nicolás Maduro.

En un emotivo acto, Guaidó dijo que la manifestación de los venezolanos y el rechazo internacional a Maduro es prueba de que el movimiento para restaurar la democracia en el país es “indetenible”.

“Juro asumir formalmente las competencias del ejecutivo nacional como el presidente encargado de Venezuela”, dijo Guaidó.

A su vez, instó a los venezolanos a seguir luchando “unidos” hasta recuperar la democracia y anunció que el fin de semana serán impresas las copias de una ley de garantías. “Tenemos un plan de país”, dijo, en alusión al a crisis económica y política que sufre Venezuela.

Consultado por periodistas acerca de si tiene miedo a ser encarcelado, Guaidó respondió: “No, temo a que nuestra gente lo está pasado muy mal”.

En medio de las protestas, el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela (TSJ) instó de manera inmediata a la Fiscalía para que determine responsabilidades de la Asamblea Nacional y ratificó la “inconstitucionalidad” de la misma. Además dijo que tiene potestad para legislar.

En la cadena de acontecimientos desde Venezuela, en las últimas horas, el Gobierno de los Estados Unidos señaló que  Nicolás Maduro no tiene la autoridad para romper relaciones diplomáticas con la administración del presidente Donald Trump, dijo el Departamento de Estado, respondiendo al plazo de 72 horas que dio el líder venezolano a la delegación estadounidense para abandonar el país.

“Estados Unidos no reconoce al régimen de Maduro como gobierno de Venezuela”, dijo el Departamento de Estado en un comunicado, después de que Estados Unidos reconociera la autoproclamación del jefe del Parlamento, Juan Guaidó, como presidente interino, lo que motivó a Maduro a romper relaciones con Washington.

El Departamento de Estado argumentó que “Estados Unidos no considera que el expresidente Nicolás Maduro tenga la autoridad legal para romper relaciones diplomáticas con Estados Unidos”.

Caracas y Washington carecen de embajadores desde 2010, y mantienen una tensa relación desde la llegada al poder del fallecido líder socialista Hugo Chávez en 1999, pero Washington mantiene una delegación diplomática en el país.

“Estados Unidos va a tomar las medidas apropiadas para responsabilizar a cualquiera que ponga en peligro la seguridad de nuestra misión y de su personal”, advirtieron las autoridades estadounidenses.

El segundo periodo del Gobierno de Maduro iniciado el 10 de enero, tras unas elecciones consideradas fraudulentas por la oposición, no ha sido reconocido por gran parte de la comunidad internacional.

Venezuela está sumida en una grave crisis política y económica que ha obligado a 2,3 millones de personas a abandonar el país desde 2015, según la ONU. La crisis en el país petrolero ha provocado escasez de alimentos y medicinas y, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), la inflación en 2019 alcanzará 10.000.000%.

 

Lectores: 619

Envianos tu comentario