Mundo NOVA
En Valledupar

"Entre cielo y tierra no hay nada oculto": monjas y sacerdotes colombianos tenían sexo, sin considerarlo como un pecado

En su momento, varios miembros fueron suspendidos, muchos no acataron la decisión y se fueron a otros lugares del mundo.

Un grupo de sacerdotes y diáconos de Valledupar, son investigados por sostener relaciones sexuales y por realizar prácticas esotéricas, alegando que no son pecados. Debido a esto, fueron suspendidos de sus funciones públicas por el tribunal eclesiástico de la diócesis de Vic, de Barcelona, España.

En su momento, varios miembros fueron suspendidos, muchos no acataron la decisión y se fueron a otros lugares del mundo. Fue así como llegaron a Colombia y otros países de América, aunque siempre han estado en la mira de las autoridades eclesiásticas, que los señalan incluso de realizar ritos esotéricos.

La diócesis de Vic indicó que los religiosos deben "salir de manera preventiva del ejercicio público del ministerio"; es decir, que no pueden impartir misas en iglesias ni en lugares públicos, mientras son juzgados a puerta cerrada de acuerdo con el derecho canónico.

La investigación detalla que el grupo de religiosos, todos mayores de edad, realizaba prácticas sexuales entre hombres y mujeres de manera consentida, por lo que no incurrieron en un delito penal pero sí católico. 

Esta entidad católica que integran los obispos de las provincias eclesiásticas de Tarragona y Barcelona, en España, explicaron por medio de su agencia de prensa que los 17 religiosos, pese a la sanción que les habían impuesto en 2017, tenían espacios en parroquias y conventos en España y Colombia.

Lectores: 93

Envianos tu comentario