Nacionales
Hacinamiento, torturas y fugas

Piden la renuncia del ministro del Interior por la crítica situación carcelaria

Luis Alberto Heber señaló que el objetivo de su gestión en la materia es "dar todas las garantías de que la gente sea tratada como seres humanos”.

El opositor Frente Amplio (FA) pidió este miércoles la renuncia del ministro del interior, Luis Alberto Heber, por la crítica situación carcelaria en el país, tras la interpelación de más de 20 horas que se desarrolló en el Parlamento, donde el funcionario admitió que "se están violando los derechos humanos" dentro de las cárceles, pero la mayoría oficialista rechazó la petición.

La sesión tuvo un eje en la fuga de un preso -ya recapturado-, de la que aún se desconocen las causas y su desarrollo. Y también fue indagado por la mala situación de las cárceles, con recientes casos graves, como el de un preso secuestrado y torturado por otros reclusos sin que las autoridades lo detectaran.

Según el texto presentado por el FA, coalición de izquierda que gobernó Uruguay entre 2005 y 2020 y ahora es la principal fuerza de oposición, Heber dio en la maratónica sesión "información poco precisa, confusa y contradictoria" sobre la fuga, con respuestas "insatisfactorias" y poco creíbles.

"Se solicita -con urgencia- un cambio de rumbo de las políticas de seguridad y la renuncia del ministro del Interior", enfatiza la moción presentada por la oposición, aunque el oficialismo impuso su mayoría y para rechazar el trámite.

Asimismo, el texto sostiene que la situación "dramática" de las cárceles, como la sobrepoblación y hacinamiento, se ha agudizado en los últimos meses, lo que fue acompañado, acota, por "una falta de lineamientos estratégicos para el quinquenio".

Durante la interpelación, Heber afirmó que en las cárceles uruguayas "se están violando los derechos humanos" por las condiciones de vida de los presos y pidió por una política de Estado de largo plazo para cambiar la situación.

Durante un cuarto intermedio, la miembro interpelante, Lucía Etcheverry, manifestó que Heber evidenció que "no sabe, que no está preparado y que no asume su responsabilidad en el liderazgo de la gestión de política pública de seguridad ciudadana”.

Además, señaló que el gobierno tiene “una actitud refundacional con una pérdida de garantías para la ciudadanía y también para la institución policial”, y agregó que el sistema carcelario “está colapsado, en una situación extremadamente crítica, y no hay ahí un rumbo claro y recursos” para que cambie.

Una vez concluida la interpelación, el ministro dijo a la prensa que dio respuesta a todas las preguntas de Etcheverry, a la vez que destacó que está “dando una batalla dura contra la delincuencia” y que las cifras le van dando “la razón de que este es el camino”.

No obstante, señaló que el aumento del encarcelamiento “tiene como contrapartida una situación carcelaria penosa” y “sobre todo en los cuatro módulos del Comcar, 3, 4, 10 y 11, y la cárcel de Canelones, que son realmente penosos”.

Si bien afirmó que “no todo el sistema carcelario uruguayo es desastroso”, en los lugares mencionados se vive “un infierno” que “nos avergüenza”.

También anunció un nuevo convenio con la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) para hacer análisis de salud a los 13.900 presos que hay en todo el país. Sobre este plan, aseguró que es para que no vuelva a pasar “lo que pasó lamentablemente en el módulo 11” del ex Comcar, donde se descubrió que un preso estuvo secuestrado durante dos meses por otros reclusos, sufriendo desnutrición y torturas.

Heber también aseguró que en los “módulos conflictivos” habrá un estudio “permanente”, ya sea “una vez por semana” o “una vez cada 15 días”.

“Hemos capturado a más de 2.000 delincuentes, eso genera más problemas en las cárceles, pero no estamos dispuestos a aflojar en el combate a la delincuencia”, expresó Heber.

Lectores: 132

Envianos tu comentario