NOVA Show
Orgullo argentino

César González Bordón, un actor que brilla como Hugo López en Luis Miguel

Un polifacético que entiende cómo se debe transmitir sentimientos por la pantalla grande.

Por Noël Gibelli, especial para NOVA.

César González Bordón, actor argentino, se hizo un tiempo en su apretada agenda para poder mantener un diálogo con NOVA. Repasó su trayectoria, logros y hasta hizo el lujo de responder cada una de las preguntas que le fue realizando a medida.

¿De dónde sos César?

Soy nacido en la Ciudad de Buenos Aires, resido aquí, a veces estoy poco en la ciudad porque viajo por trabajo. Y ahora mismo me estoy yendo a Brasil en breve, soy porteño y tengo al resto de la familia en Colón, provincia de Buenos Aires. Allí están todos mis familiares.

¿Cómo está compuesta tu familia?

Estoy casado y tengo una hija, mis padres viven en el barrio de Belgrano, yo soy de Boedo.

¿Cómo comienza tu pasión por la actuación?

Primero fue una cuestión incontrolable, no sabía bien que me pasaba, tenía ganas de expresarme, conducía el acto del colegio, contaba chistes, me gustaba mucho vestirme y hacer un poco de show. Jugaba al básquet y hacía un poco de show off, amaba jugar de manera interactiva con la gente.

Me buscaban para ser modelo, pero no me interesaba mucho, también para ser locutor y en contacto con la gente, con amigos, uno me comentó que un conocido estudiaría teatro y así nació la posibilidad. Ese fue el puntapié inicial para mi profesión.

En ese estudio de Teatro se anotaron 150 actores, luego fui a otros, también con gran cupo de gente y de  todos esos serán tres los actores  que ejercen al día de hoy, es un camino arduo.

¿Cuáles fueron los primeros pasos en el mundo del espectáculo?

Lindo que lo preguntes, el otro día en una clase magistral que di, en un estudio muy prestigioso, entre todas las preguntas divinas. Había una que hablaba de cómo se puede ser un artista internacional, y yo pienso: caramba, primero hay que dar un paso.

Me baso en esa teoría, un camino de mil kilómetro comienza con un paso. Mis primeros pasos fueron como los de todos, torpes con más ánimo que conocimiento.

Nos juntábamos con amigos, ensayábamos alguna obra con algún director, a veces con cierto prestigio, otras más penoso que nosotros mismos, hacíamos la escenografía, salíamos a repartir volantes para que la gente fuese y hacíamos temporadas de diez funciones.

Hice una obra en aquellos tiempos que se llamó “proceso interior” bastante impactante para la época, estuvo muy buena, en el año 1983.

Recuerdo que presentábamos la fotocopia color de la foto original y pedía trabajo en las producciones. El trabajo que me fue metiendo en la Industria, fue el de Teatro, que con el tiempo fue cada vez más prestigioso y aunque es una elite el Teatro en Buenos Aires, es en donde se mueve el ambiente y te va llevando a otro tipo de convocatorias.

¿Qué te atrapa más a la hora de actuar? ¿La televisión, el teatro, el cine?

El cine, en los últimos 10 años he trabajado prácticamente en cine. Hago series, “Morir de amor”, “Gallo para Esculapio”, “Luis Miguel, la serie”, “Bien de familia” entre otras. Creo que la serie es como una hija natural del cine, porque se hace en esos tiempos, con esa idea, con la gente que trabaja en cine, sólo que, para un formato diferente, que es de 8, 10, 13 capítulos máximo. Lo que yo utilizo es el lenguaje cinematográfico para actuar.

En televisión, en los últimos años, lo que recuerdo haber hecho es una participación en Campanas en la noche. Me llamaron para cerrar ese ciclo, haciendo de abogado de Esteban Lamote, con el que ya había trabajado en “El cinco de talleres”, pero son participaciones especiales, mi medio natural, hoy, es el cine.

¿Cómo llegas a ser Hugo, al que nos enseñaste a amar en Luis Miguel, la serie?

Me llega una propuesta por medio de mi agente, al tener una carrera internacional los directores ya conocen mi trabajo y necesitaban a un argentino representativo, de más o menos 50 años, con todas las características de Hugo López. Hubo que hacer un set casting, había tres actores pre seleccionados para tal fin y rápidamente me escogieron a mí y tuve la suerte de hacerlo, fue hace cuatro años y medio, parece de locos, pasó mucha agua bajo el puente.

¿De qué manera preparaste el personaje?

Primero lo compuse tratando de buscar cosas de Hugo López, no había mucho de él, lo he manifestado en otras entrevistas, y lo compuse con lo que proponía la producción, los detalles del hombre honesto, de figura paternal, de gran empresario. Un tipo con gran personalidad, de muchos negocios, que llevaba a varios artistas y luego lo fuimos desarrollando a medida que la serie fue creciendo, este cariño, que se tenían con Luis Miguel, que se ve mucho más en la segunda temporada, es uno de los lazos afectivos más importantes.

¿Conocías a fondo la historia de Luis Miguel antes de que te llegara el guion?

Naturalmente tenía discos en mi casa, lo escuchaba desde muy chico, no creo que haya ningún latinoamericano que no haya sido atravesado por la vida de Luis Miguel, como tampoco hay nadie que no haya escuchado a The Beatles o no conozca a Diego Maradona, es una figura de gran resonancia. Lo escuchaba mucho, especialmente sus boleros.

No soy de sentir intriga por la vida de las personas, uno se entera de las cosas, pero no me llama especialmente la atención la vida privada de las personas. Asique de la historia no sabía nada de nada.

Me pareció muy audaz de su parte exponerlo todo con esa crudeza y me parece que es gran parte de lo interesante de la serie, esa vida. Porque había gente que se interesó muchísimo en la vida de Luis Miguel, es una vida muy interesante. Más allá de que estamos hablando de la vida de un cantante, que por supuesto, no lo deja de lado, pero me fui enterando de todo en los rodajes, en la lectura del guión y de lo que me iban contando ahí.

Te voy a hacer una pregunta obligada: ¿cómo es Diego Boneta como productor, como actor y como amigo?

Diego Boneta es perfecto. Como productor es un excelente productor, sabe las cosas que hace y quiere producir, pero mi relación con Él no es como productor, eso lo maneja la gente de él y mi agente.

Como actor, como compañeros y amigos tenemos la misma manera de crear los personajes, nos divertimos mucho juntos, charlamos y llegamos a acuerdos. Me propone cosas que me parecen divinas, le propongo cosas que ha aceptado. Ha sido un placer de punta a punta. No hay desperdicio en ese vínculo.

Al margen de eso que nos pasa y de lo que lo quiero, eso ha trascendido la pantalla y me parece buenísimo porque creo que es “la relación cumbre” de la serie y estoy muy halagado de su afecto, y de haber participado con un artista de esa talla. Porque la verdad que todo lo que hace lo hace bien y es muy digno y relevante lo que hace, es un honor trabajar con él.

¿Qué te deja la experiencia de trabajar para Netflix?

Me deja muy feliz, muy halagado, es una suerte trabajar para la Industria. He tenido la suerte de trabajar para diferentes  empresas. A veces pareciera que el presupuesto o el poderío económico hacen que uno gane más dinero que en otros lados y si bien eso es así, el poderío económico es muchísimo más que eso, es la comodidad de saber que uno va a hacer única y exclusivamente su trabajo, de que va a tener una contención en los momentos en que uno necesita por ejemplo encarar las ruedas de prensa que al poder coordinarlas.

Por ejemplo, con una empresa que tiene a la vez a una persona encargada de eso, evitan que a un artista le explote el teléfono cuando está haciendo una serie de semejante magnitud y no puede cubrir y queda mal con un montón de medios. A la hora de que haya una Pandemia, se ocupan de que esté la empresa de salud que te asesora, a la hora de encontrar una  casa para vivir dignamente en los lugares en donde a uno le toca trabajar. Me deja alegría, un gran orgullo y sin dudas es un lugar en donde ojalá me toque trabajar muchas veces.

¿Podés adelantarnos algo de tu próxima película?

En principio me voy a hacer “Algo Incorrecto” de Susana Nieri a Mar del Plata, es muy interesante. También es un tema muy comprometido que tiene que ver con un caso real de un Juez que era abusador de menores y hay toda una temática de ficción alrededor de eso, es un tema que me enorgullece.

El poder formar parte en un momento en el que entiendo que hay determinados cambios y determinados puntos de vista en cuanto a lo que el artista tiene que aportar. Es una película que creo que va a dar un gran recorrido. Trabajo ahí con Eleonora Wexler, que es protagonista y estoy muy ansioso, viajo ya la semana que viene a trabajar ahí.

Después de eso me voy a Brasil, en donde estaré dos meses, haciendo una película de otra Directora, con un tema  totalmente diferente. La directora es Carol Markowitz que es una promesa del cine brasilero y la película se llama “Cuando mi vida”, es un título abierto sobre cómo puede cambiar la vida de las personas, es un muy linda, con humor negro, con una situación extrema y algunas realidades de nuestra Latinoamérica, hasta ahí te puedo contar, después de verá.

¿Te quedan muchos sueños por cumplir? ¿Cuáles?

Mi sueño se cumple, y es seguir trabajando. No tengo una expectativa de trabajar en Holanda o en Hollywood, me voy relacionando con los proyectos que me van llegando y tengo la suerte de poder escoger entre varios. Siempre voy eligiendo los que me parecen más adecuados, no quita eso que me pueda equivocar o que alguno no salga como yo lo pensé. Pero como te digo tengo la suerte de poder ir escogiendo qué y en qué momento.

Mantenerme activo, seguir trabajando, hay mucho de cine que me llega, me llegan libros muy seguido escojo el que me parece mejor o el que más me gusta. A veces no puedo porque tengo compromisos previos, de año a año, en algunos casos. De hecho la película  “Cuando mi vida” para Brasil la tengo hace tres años, no se pudo hacer el año pasado y de postergó a este.

Mi sueño es dar pasos cortos y posibles, uno detrás del otro  que es más concreto y menos angustiante que estar pensando en algo que si no se da es incómodo. Soy muy tranquilo y voy haciendo lo que me toca hacer a la vez.

Lectores: 97

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: