Uruguayos en el Exterior
Solidaridad Internacional

El drama de una familia colombiana al perder un hijo en Argentina

Wilgen Peñaloza Valdéz, un colombiano que cursaba estudios de posgrado en Argentina; falleció inesperadamente en un hospital de la ciudad de La Plata.

Wilgen Peñaloza Valdéz, un colombiano que cursaba estudios de posgrado en Argentina; falleció inesperadamente en un hospital de la ciudad de La Plata. Su familia, además del drama de su muerte, afronta las dificultades y costos que representa repatriar el cuerpo y sepultarlo en su país. Nova Colombia, cuenta su historia.

El drama de morir en otro país

Con una maleta llena de sueños y muchas expectativas, Wilgen Peñaloza Valdéz, llegó en 2011 a la ciudad argentina de La Plata, para cursar una maestría, nunca imaginó que no volvería a ver a sus seres queridos; ni que su objetivo se convertiría en la tragedia que hoy enluta a su familia.

El colombiano de 34 años de edad, falleció el pasado domingo 27 de abril, sobre las 6:30 p.m. hora local, (4:30 p.m. hora colombiana), en el Hospital Rossi de la ciudad de La Plata, después de seis días de luchar contra una infección pulmonar que lo acechó silenciosamente y terminó con su existencia.

El drama de Wilgen inició hace aproximadamente un mes, cuando una gripa se manifestó en su cuerpo, sin sospechar que la virosis se convertiría en un cuadro de neumonía, por lo que el joven restó importancia a los síntomas y pensó que algunos remedios caseros y descanso bastarían.

El estudiante no presentaba signos de mejoría y de repente perdió contacto con sus amigos y dejó de responder los mensajes y llamadas que su familia le hacía por Facebook o Skype, comportamiento que sorprendió a las personas cercanas al comunicador.

“No contestaba mis mensajes ni llamadas, solo una vez me respondió un mensaje diciéndome que estaba bien, yo no le creí mucho y empecé a sospechar que algo pasaba, hasta que una amiga me llamó y me contó que Wilgen estaba muy enfermo”, expresó para NOVA Breyner Torres , amigo cercano del fallecido.

Los compañeros de Wilgen, quien cursaba último semestre de Maestría en Planificación y Gestión de Comunicación, mostraron su preocupación al ver el semblante decaído del maestrando, quien solo asistió a la primera clase, la última semana de marzo, en la que manifestó que le aquejaba una gripa y que tomaba medicamentos.

Desmayo fatal

Tres semanas después de asistir a clase, la señal de alerta fue un desmayo inesperado. “Él estaba en la casa cuando de repente se desmayó, estaba muy débil, así que la compañera de universidad, con la que vivía lo llevó de inmediato al hospital y lo internaron”, narró Torres.

El personal médico, que no pudo dar un diagnóstico inicial, decidió hospitalizar al joven inmediatamente para realizar todos los estudios de rutina; posteriormente determinaron que la infección pulmonar que padecía estaba muy avanzada y Wilgen se encontraba en grave estado de salud.

“Lo entubaron porque ya no podía respirar por sí solo y le pusieron varios medicamentos, él casi siempre estuvo consciente, me hizo prometer que no iba a llamar a Colombia a contarle a su familia, pero yo rompí esa promesa cuando vi que su estado era realmente crítico”, dijo Breyner Torres.

Durante seis días, Wilgen Peñaloza luchó por recuperarse y salir del hospital, sin embargo, según los médicos, la infección se extendió a otras partes de su cuerpo afectando sus riñones y otras funciones vitales, que finalmente desencadenaron un paro cardio-respiratorio que terminó con su vida.

Una última llamada

Edith Peñaloza, hermana del fallecido, declaró a NOVA que en Colombia, todos sus familiares estaban preocupados por el silencio de Wilgen y señaló que “nunca pasaban más de ocho días sin que se comunicara por teléfono, siempre estaba en permanente contacto por Facebook, con las sobrinas y demás hermanos”.

Días antes de la hospitalización y ante la insistencia de su familia, Wilgen hizo una última llamada a su madre. “Fue la última vez que habló con ella, aunque él dijo que estaba bien, ella en el fondo sentía que no era así y cada día que pasaba sin saber de él, más se preocupaba por hablar con su hijo”. Declaró Edith Peñaloza.

Breyner Torres, amigo inseparable de Wilgen, habló con la familia de su compañero y los alertó sobre su estado de salud, inmediatamente su hermana Edith buscó la forma de viajar a Argentina para cuidarlo, “pero él no soportó más y falleció el domingo 27 de abril, antes de que su hermana pudiera verlo”.  

Morir en otro país  

Con el corazón destrozado por la pérdida de su hermano, Edith Peñaloza partió rumbo a Argentina desde el Aeropuerto El Dorado de Bogotá. “No tenía pasaporte ni tiempo para solicitarlo, tuvimos que hablar con el personal de migraciones y pude viajar con mi esposo, Dios es muy grande”,señaló la mujer.

Los costos de trámites y repatriación del fallecido, oscilaban entre los 18 y 20 millones de pesos colombianos, suma que la familia no podía pagar ya que no cuentan con recursos económicos, además, señalaron que el Consulado Colombiano les explicó, que las diligencias y el traslado del cuerpo tardarían cerca de 20 días.

“Yo no quería que mi mamá alargara su dolor, aunque sé que llorará a su hijo hasta el último día de su vida, pero el hecho de tener el cuerpo de morgue en morgue y en otro país, sin saber cuánto tiempo se demore en llegar, era algo que no queríamos vivir, además, tampoco teníamos el dinero”, comentó Edith.

El cuerpo de Wilgen Peñaloza Valdéz fue reclamado por su hermana el miércoles 30 de abril y trasladado a la Funeraria Parque Cementerio Iraola, ubicado en Berazategui, cerca de La Plata, allí se hizo una pequeña ceremonia de despedida, a la que asistieron, amigos cercanos y docentes de la maestría.   

Solidaridad internacional

La labor maratónica de gestionar en el menor tiempo posible la documentación y entrega de los restos mortales del colombiano, fue liderada por la sede de posgrado de la facultad de Periodismo de la Universidad Nacional de La Plata y el Consulado de Colombia en Argentina.

Estas dos instituciones gestionaron y asumieron los costos de trámites, honras fúnebres y cremación de los restos de Wilgen, para que su hermana pudiera trasladar las cenizas a Colombia y así evitar el alto costo del transporte del cuerpo.

“Se logró adelantar todos los trámites rápidamente y brindar la mayor colaboración a la familia del compatriota que perdió la vida acá en Argentina ya que nuestra labor es garantizar y preservar los derechos de los colombianos residentes en este país”, indicó un portavoz del consulado de Colombia en Argentina.

Ante el drama y la necesidad económica de la familia Peñaloza, los compañeros de estudio de Wilgen, iniciaron una campaña a través de las redes sociales para reunir fondos y ayudar a esta familia.

La iniciativa dio resultado. En Colombia y Argentina cientos de personas, algunos sin conocer a Wilgen, se solidarizaron y aportaron dinero que sirvió para cubrir los gastos de trámites, transporte y todo el proceso de repatriar los restos del estudiante colombiano a su país de origen.

Un soñador

Wilgen Peñaloza Valdez, oriundo de El Carmen de Bolívar, era comunicador social y periodista. Se graduó en Colombia, su país natal y trabajó allí durante algunos años, participando en colectivos y proyectos encaminados a ayudar a comunidades y poblaciones vulnerables, tema que siempre le interesó.

Su compromiso por trabajar con las comunidades, hizo que en 2011 este comunicador viajara Argentina para iniciar sus estudios de posgrado en la facultad de Periodismo de la Universidad Nacional de La Plata.

Sus amigos, familiares y compañeros lo describen como un ser humano “incomparable y de gran corazón”. Wilgen era disciplinado, tímido y algo introvertido, pero después de sentirse cómodo y en confianza, sacaba a relucir la alegría y gracia que caracteriza a las personas del caribe colombiano.

“En mí aún resuenan unas palabras que me ayudaron a crecer como persona: Cuando el ser humano tiene un deseo en su mente y en su corazón, el universo conspira para que se haga una realidad”. Expresó Wilgen en un video que publicó en mayo de 2011 en su Facebook, cuando recién llegaba a Argentina para iniciar sus estudios de posgrado.      

Lectores: 2458

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: