Judicial
Amodio Pérez, acusado de violar derechos humanos

El supuesto "traidor" de tupamaros no podrá volver a España porque le cerraron las fronteras

El ex guerrillero arribó a Montevideo para la presentación del libro “Palabra de Amodio: la otra historia de los tupamaros”, de Jorge Marius.

Héctor Amodio Pérez, el ex guerrillero que volvió a Uruguay después de 40 años para presentar su verdad sobre el movimiento tupamaro y la dictadura militar, no podrá volver a España, tal como tenía previsto. La Justicia uruguaya le dispuso el cierre de fronteras y deberá solicitar un nuevo pasaporte.

El supuesto "traidor" de los tupamaros declaró en dos juzgados por tres denuncias en su contra por violación de derechos humanos durante la dictadura militar. Por el momento, quedó en libertad pero "en calidad de emplazado", reveló el diario El Observador, de Uruguay.

"Él va a dar todas la declaraciones que correspondan", dijo su abogado Martín Ojeda a la prensa nacional.

Este lunes deberá concurrir nuevamente al juzgado, donde tendrá un careo con dos personas. "Hay contradicciones entre las personas que nombraron a Amodio Pérez y lo que él sostiene", indicó la fiscal Stella Llorente.

El ex guerrillero arribó a Montevideo para la presentación del libro “Palabra de Amodio: la otra historia de los tupamaros”, de Jorge Marius.

El hombre es considerado un "traidor" por los tupamaros por supuestamente haber vendido a los militares a guerrilleros como el actual ministro de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro, al escritor Mauricio Rosencof, al director del Cudim Henry Engler y a los fallecidos Adolfo Wasem y Raúl Sendic. En el libro, se admite que Amodio llegó a un acuerdo con los militares que le permitió a él y a su compañera, Alicia Rey Morales, recuperar la libertad y viajar a España, salvándose de la cárcel por haber pertenecido al Movimiento Nacional de Liberación (MNL).

Amodio Pérez, quien estuvo en la clandestinidad entre 1965 y 1972 y preso hasta 1973, señaló que temía las consecuencias que podría haber tenido la venganza de sus compañeros en la cárcel.

Después de décadas viviendo en el exterior, el ex comandante guerrillero volvió a Uruguay para aclarar que él no fue un traidor, sino que fue traicionado.

Lectores: 203

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: