Mundo NOVA
Ordenó enviar aviones a Taiwán

Estados Unidos condena los lanzamientos de misiles de China

La Casa Blanca condenó el jueves el lanzamiento de 11 misiles balísticos del Partido Comunista Chino ( PCCh ) a las aguas alrededor de Taiwán

La Casa Blanca condenó el jueves el lanzamiento de 11 misiles balísticos del Partido Comunista Chino ( PCCh ) a las aguas alrededor de Taiwán. La administración también dijo que trasladaría un grupo de ataque de portaaviones a la región para defender a sus socios y aliados.

“La República Popular de China lanzó aproximadamente 11 misiles balísticos hacia Taiwán que impactaron hacia el noreste, este y sureste de la isla”, dijo John Kirby, coordinador de comunicaciones del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

“Condenamos estas acciones, que son irresponsables y contrarias a nuestro objetivo de larga data de mantener la paz y la estabilidad en el Estrecho de Taiwán y en la región”.

Varios de los misiles lanzados por China viajaron sobre Taiwán y aterrizaron en las aguas de la zona económica exclusiva de Japón, que es un área a 200 millas náuticas (230 millas) de la costa del país. El movimiento agresivo siguió a una visita muy publicitada de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, a Taipei a principios de semana.

El liderazgo del PCCh afirmó falsamente que la visita del Portavoz fue un cambio en el statu quo entre China, Taiwán y Estados Unidos, aunque miembros del Congreso de Estados Unidos de ambos partidos visitaron previamente la isla autónoma.

Como tal, las medidas de represalia de China contra Taiwán han recibido la condena internacional y los llamados al PCCh a abandonar sus acciones amenazantes y buscar la paz. Tanto el G7 como la ASEAN emitieron declaraciones tras el anuncio de los ejercicios militares de China, instando al PCCh a buscar una solución pacífica a la crisis.

Kirby dijo que las acciones de China representaron una escalada drástica en una larga lista de intentos del PCCh de unir por la fuerza a Taiwán con el continente.

“China ha optado por reaccionar de forma exagerada y utilizar la visita del Portavoz como pretexto para aumentar la actividad militar provocadora en el Estrecho de Taiwán y sus alrededores”, dijo Kirby. “Anticipamos que China podría tomar medidas como esta”.

“Las acciones provocativas de Beijing son una escalada significativa en su intento de larga data de cambiar el statu quo”, agregó.

En respuesta al “intento de coaccionar e intimidar a Taiwán” del PCCh, dijo Kirby, Estados Unidos estacionaría el portaaviones USS Ronald Reagan y su grupo de ataque en la región, y haría que el grupo transitara el estrecho de Taiwán varias veces en las próximas semanas. Dijo que eso era necesario para defender a los aliados de la nación, incluido Japón.

“Estados Unidos está preparado para lo que China decida hacer”, dijo Kirby. “No buscaremos, ni queremos, una crisis”.

“Al mismo tiempo, no seremos disuadidos de operar en los mares y los cielos del Pacífico occidental, de conformidad con el derecho internacional, como lo hemos hecho durante décadas apoyando a Taiwán y defendiendo un Pacífico libre y abierto”.

Kirby agregó que Estados Unidos estaba preparado para responder a cualquier amenaza del PCCh “a través de todas las herramientas del gobierno”.

En aras de la transparencia y la claridad, dijo, y para ayudar a reducir la situación, Estados Unidos reprogramaría una prueba de misiles balísticos intercontinentales (ICBM) que se realizaría esta semana y la realizaría en las próximas semanas.

“Mientras China participa en ejercicios militares desestabilizadores alrededor de Taiwán, Estados Unidos está demostrando, en cambio, el comportamiento de una potencia nuclear responsable al reducir los riesgos de errores de cálculo y percepción”, dijo Kirby.

“Así es como vamos a defender los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos y nuestros valores”.

A pesar de la retórica esperanzadora, Kirby agregó que esperaba que las acciones hostiles del PCCh continuaran en el corto y mediano plazo, ya que el régimen buscaba establecer una “nueva normalidad” con respecto a la relación de la comunidad internacional con Taiwán.

“No vamos a aceptar un nuevo statu quo”, dijo Kirby. “Y no es solo Estados Unidos, sino también el mundo”.

“No hay razón para que exista esta crisis fabricada”.

Lectores: 70

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: