Cultura
Recomendaciones de lujo

Las mejores películas uruguayas que nos dejó el 2014, quizás el mejor momento del cine nacional

“Multitudes” registra eventos populares del Uruguay.

El pasado año estuvo colmado de obras cinematográficas de excelencia, en el ámbito nacional, privado (o masivo) e independiente. Entre ellas por ejemplo se destacó “Mr. Kaplan”, la más galardonada que logró meterse en la lista para pelear por los Premios Oscar a mejor película extranjera.

El film-documental “A 60 km/h”, deja volar la imaginación. Se trata nada más y nada menos que de la alocada vuelta al mundo en un Mehari. En la misma línea, llegó la disparatada “Relocos y Repasados”, una mutación de Manuel Facal que vino para darle un cachetazo al cine local.

“Maracaná”, es la que más movimiento tuvo en el circuito comercial, por tener un influjo de inversión en la prensa y aprovechar la oportunidad de apropiarse del momento del mundial con los sueños de ser campeones nuevamente en ese estadio. Es una recopilación infinitamente valiosa para ilustrar un momento único en la historia del fútbol.

Una narración sobre la dignidad humana, con la excelente actuación de Hugo Piccinini es “23 segundos”; mientras que “Zanahoria”, basada en una historia real, recrea la situación de dos periodistas que siguieron la pista de un exmilitar previo a las elecciones del 2005, que tenía información sobre la ubicación de enterramientos de desaparecidos de la dictadura.

Otra que logró ganarse varios premios fue “El lugar del hijo”, con un protagonista que nos hace sentir agónicos, un campo endeudado, un retrato del interior del país bastante jodido y un planteo diferente de mostrar nuestra idiosincrasia.

“Cometas sobre los muros”, es un documental que explora los deseos, diversiones, aburrimientos y frustraciones de un grupo de adolescentes de tercer año de educación secundaria; cómo sus mundos cotidianos influyen en su relación con la institución educativa con la que se sienten desconectados.

Es el retrato de una generación que se enfrenta a las imposiciones de un mundo adulto que les exige proyectar su futuro.

Por otro lado, “Multitudes” registra eventos populares del Uruguay, donde miles celebran el fenómeno de la mancomunión, movidos por la fe, la pasión, el desborde de los sentidos o la memoria colectiva.

Finalmente, “El salto” fue una alegoría en formato de cortometraje, sobre los excesos en la que cuatro amigos festejan un cumpleaños en una azotea. Uno de ellos trae un regalo especial, un trampolín que los hará experimentar transformaciones con cada salto.

Lectores: 207

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: