Economía y Empresas
Situación financiera de la Caja

Profesionales jubilados piden audiencia con el presidente Vázquez

Desde la Caja de Profesionales plantearán su situación financiera ante el presidente Tabaré Vázquez. (Dibujo: NOVA)

El comité de crisis creado por la Asociación de Afiliados a la Caja de Jubilaciones y Pensiones de Profesionales Universitarios resolvió solicitarle una audiencia al presidente Tabaré Vázquez para plantearle su preocupación por la situación financiera de la Caja de Profesionales y solicitarle que evite los recortes previstos.

La Caja anunció este mes que eliminará el pago del aguinaldo, la compensación para gastos de salud, y modificará el sistema de cálculo de las jubilaciones, lo que implicará una reducción del orden del 10 por ciento. La medida afecta a unos 15.000 pasivos.

El presidente de la Asociación, Rafael Di Mauro, dijo a El País que los recortes son "una injusticia" y que se pretende conversar la situación con el presidente Vázquez. "Por concepto de IASS perdemos al año el equivalente a más de una jubilación, y estos recortes representan una caída de nuestros ingresos del orden del 20 por ciento", sostuvo.

Por su parte, el integrante de la directiva Odel Abisab, dijo a El País que se recurre a Vázquez porque "conoce bien la situación de los profesionales universitarios y ha demostrado una sensibilidad especial cuando se trata de defender los derechos de las personas".

"Ya recorrimos todas las instancias necesarias y la Caja sigue adelante con su intención de recortar nuestros derechos, por eso vamos directamente al presidente".

En el directorio de la Caja de Profesionales hay representantes del Poder Ejecutivo que responden al Ministerio de Trabajo. En 2015 la Caja tuvo resultados operativos negativos por 262.903.008 pesos. Sin embargo, el resultado consolidado fue positivo por 1.310.336.986 pesos. La Caja tiene un patrimonio de 500.000 dólares y una relación activo-pasivo de cuatro a uno.

El informe de Viabilidad Actuarial correspondiente a 2015 que fundamenta los recortes a instrumentar, concluye que "en el año 2026 el patrimonio mínimo se vuelve negativo".

"Los recortes son muy importantes y nos afectan directamente. Creemos que hay otros caminos para mejorar la situación financiera de nuestra Caja. Hay que apuntar a la morosidad y también creemos que el colectivo que se atiende en ASSE debería pagar timbres, como ocurre con las mutualistas privadas. Esa sería una fuente muy importante de ingresos", indicó Di Mauro.

Los responsables de la Caja sostienen que de no tomar medidas ahora quedará comprometido el futuro de los afiliados, dado que en los próximos años la brecha entre los ingresos y los egresos seguirá aumentando. Los pasivos, en cambio, cuestionan la idoneidad de quienes manejan la Caja.

Lectores: 276

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: