Nacionales
Comunicaciones

Usuarios de telefonía móvil ya pueden cambiar de operador y mantener el número

La portabilidad numérica otorgará “mayores derechos y libertad a las personas”, afirmaron desde el Gobierno.

Desde este 12 de enero, los usuarios de telefonía móvil pueden ejercer el derecho a cambiar el servicio y mantener el número.

La portabilidad numérica otorgará “mayores derechos y libertad a las personas”, afirmó el ministro de Industria, Energía y Minería, Omar Paganini, en rueda de prensa, y anticipó que la cobertura de Antel y sus tarifas competitivas no hacen presumir la pérdida de clientes como una amenaza.

“Esto requiere que las compañías cuiden mejor a sus clientes a medida que se diluyen las razones que evitan cambiar de proveedor, por lo que habrá mejores condiciones de los contratos, promociones y un mejor servicio, y eso es bueno para la gente”, analizó.

Paganini explicó que en un estudio realizado en el 2020 sobre cinco países de América Latina se demostró que los usuarios eligen la compañía en base al precio y la cobertura. En el caso de Antel, consideró que es la empresa que asegura la mejor cobertura y que es competitiva en precio, lo que lo lleva a pensar que no se verá perjudicada por la iniciativa.

Paso por paso

El mecanismo implementado para la portabilidad numérica prevé la búsqueda de eficiencia, asegurando la celeridad, simplicidad y economía, a fin de evitar trámites y formalismos innecesarios que dificulten el proceso.

Además, garantiza la igualdad ya que todas las solicitudes recibirán el mismo tratamiento, exige la neutralidad tecnológica a los operadores de telefonía móvil y promueve la libre competencia, poniendo al usuario en el centro como sujeto de derecho y asegurando el goce de su identidad digital, cada vez más importante en la actualidad. 

Para iniciar el proceso, el usuario que desee portar debe solicitarlo a la empresa a la cual se quiere cambiar. Las empresas dispondrán de diversos canales comerciales, tanto digitales como presenciales.

La compañía elegida por el usuario se conectará con el Administrador de la Base de Datos (ABD), un tercero imparcial e independiente, que se encargará de realizar la intermediación entre la empresa donante -la actual prestataria del servicio- y la receptora -la elegida por el cliente para migrar-.

El usuario recibirá un código por mensaje de texto (NIP), que será su número de identificación y le permitirá comprobar que el procedimiento fue iniciado. Con ese número se podrá seguir el avance del proceso de migración a través del portal portabilidad.uy.

El ABD se encargará de certificar con la empresa donante que quien expresó la intención de portar sea el titular del servicio; el tipo de vínculo contractual que posee (usuario prepago o pospago); si tiene deuda exigible; qué costos asociados tiene a su servicio, y otros requisitos que puedan llegar a considerarse de rechazo los cuales están taxativamente establecidos en el Reglamento de Portabilidad Numérica.

Será motivo de rechazo que la información recibida por parte del usuario sea incompleta o incorrecta; cuando el número a ser portado se encuentre denunciado como extraviado, robado o hurtado por el operador donante; cuando se encuentre suspendido por falta de pago o exista deuda exigible; cuando el número haya sido dado de baja o desactivado por fraude o uso ilegal. 

Los datos personales de los usuarios serán confidenciales, y su tratamiento se dará conforme a lo establecido en la Ley de Protección de Datos Personales Nº 18.331 y normas modificativas, concordantes y complementarias. 

Las condiciones contractuales con la empresa receptora podrán ser acordadas entre las partes al momento de la contratación del nuevo servicio, por lo que no necesariamente se deberán mantener los términos que el usuario tenía con la empresa donante (por ejemplo, servicios prepagos o contratos anuales, plazos de contrato, etc.).

La empresa donante estará obligada a facilitar los requisitos de desbloqueo del equipo del usuario que decidió migrar, en caso de que sea necesario para ser utilizado con la nueva compañía.

El proceso implicará el cambio de la tarjeta SIM (chip) asociado al servicio, que será entregado por la compañía receptora en las condiciones que acuerde con el usuario.

Desde el ingreso de la solicitud y hasta la migración efectiva del servicio, no podrán superarse los tres días hábiles contabilizados a partir del día siguiente al registro de la petición de portación.

Una vez aprobado, el servicio se migrará en un período ventana que no podrá ser mayor a tres horas, en un horario definido entre las 00.00 y las 6.00. Durante el período de migración, el usuario podrá no contar con servicio activo.

Todo el proceso será controlado y regulado por la URSEC, que dará garantías de que se realice dentro de los protocolos establecidos.

Los usuarios podrán portar su número entre compañías un máximo de tres veces por año, con un período mínimo de permanencia en cada compañía de 30 días.

Las personas que llamen a números que hayan migrado escucharán mientras se realizada la llamada un mensaje pregrabado que identificará la compañía a la que pertenece ese servicio y además un tono específico que individualizará a la compañía. Este mensaje estará vigente durante un período prudencial mientras el nuevo mecanismo se naturaliza (en principio 6 meses), para luego mantener únicamente el tono específico para cada compañía. El ABD habilitará además una página web que incluye un sistema de consulta gratuita de número para determinar la compañía a la que pertenece, con las condiciones de seguridad y privacidad adecuadas.

Los ciudadanos que decidan portar su número amparados en la libertad de elección consagrada en la Ley Nº 19.889, no verán revertida su decisión ante la eventualidad de cambios normativos futuros. 

Lectores: 121

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: