Nacionales
Se encienden las alarmas

El Gobierno de Lacalle Pou, preocupado por el avance de la gripe aviar y la caída de las negociaciones con China

Con la reciente detección de los 10 casos en gallinas de Montevideo, en una granja particular de El Monarca, las alarmas se encendieron con mayor intensidad.

El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) mantiene la preocupación por el avance de la gripe aviar en Uruguay, debido al impacto económico que un brote podría tener en un sector avícola ya golpeado por los precios influenciados por las importaciones brasileñas, en particular; y en el complejo agroexportador asfixiado por la sequía extrema que vive el país, en general.

La cartera dirigida por Fernando Mattos sabe y advierte sobre cuál sería el momento más crítico: el ingreso de la Influenza Aviar H5N1 al circuito comercial y el consecuente sacrificio de miles de pollos y gallinas, con la afectación a la producción avícola uruguaya.

Con la reciente detección de los 10 casos en gallinas de Montevideo, en una granja particular de El Monarca, las alarmas se encendieron con mayor intensidad debido a la propagación del virus y su entrada en granjas. Si bien este caso fue particular y se registró rápidamente luego de la denuncia por mortandad que radicó el productor, fue el tercero en un mes, con los primeros casos en Rocha y Maldonado, y las muerte de 70 gallinas y otras aves de traspatio a causa de la gripe aviar en San Gregorio del Polanco, en Tacuarembó.

Además, la semana pasada hubo una falsa alarma luego de que 3.000 pollos murieran en una granja de Chazimo, Florida.

El panorama dista de ser desolador, pero sí es muy preocupante, y así lo entienden desde el MGAP. En un sector avícola local que viene muy golpeado por la difícil competencia contra las importaciones de pollo brasileñas, y en un contexto de sequía extrema que tampoco ayuda, precisamente, el ingreso de Influenza Aviar en criaderos “sería un impacto muy fuerte”, según confesó Mattos.

Considerando que el protocolo de sacrificio sanitario indica que "si hay un ave enferma en un galpón de miles, hay que eliminar las miles que están en contacto", las pérdidas para los productores y para Uruguay serían inmensas si el virus continúa avanzando.

La caída de las negociaciones con China

El momento en que aparecieron los primeros casos de gripe aviar en Uruguay, en ejemplares de cisne Cuello Negro, no pudieron haber sido los menos indicados: apenas un día antes, Mattos había destacado como prioridad para el sector avícola la apertura del mercado de China como destino para el envío de colocaciones de carne aviar.

Sin embargo, la aparición de Influenza Aviar dejó trunca esta posibilidad en el corto plazo, debido a los fuertes controles y exigencias que impone el país asiático para los productos que entran en su territorio.

Esto no solo fue una mala noticia para los productores, que requieren de herramientas que dinamicen el comercio frente a las limitaciones del mercado interno; sino también para el país, que perdió una nueva vía de negociación con China, en un escenario en el cual el Tratado de Libre Comercio (TLC) —uno de los pilares sobre los que el gobierno de Luis Lacalle Pou pretende construir su plataforma electoral para el 2024— se encuentra importantemente demorado.

Lectores: 163

Envianos tu comentario