Nacionales
¿Resignación en la oposición?

Callejón sin salida: el "Pepe" Mujica advirtió que en las condiciones actuales, el país "no va a ningún lado"

El ex presidente, José “Pepe” Mujica sostuvo que el país debería mostrar señales de crecimiento sostenido durante varios años para mejorar la distribución de ingresos. (Dibujo: NOVA)

Este sábado 6 de abril, con su habitual estilo campechano y suelto de cuerpo, el ex presidente José “Pepe” Mujica participó de los festejos de los 35 años del Movimiento de Participación Popular (MPP) en Parque Capurro (Montevideo), y brindó un discurso de cara a los manifestantes, acompañado por el precandidato presidencial por el Frente Amplio (FA), Yamandú Orsi.

Al hacer uso de la palabra Mujica admitió que si bien Uruguay es el país con la menor desigualdad de América Latina, esta no es perfecta, ya que "crece a los tumbos" y "reparte mal". Sin embargo, señaló que la solución no radica en aumentarle impuestos a los que más tienen, sino en hacer crecer la economía a través de la inversión para contar con mayor cantidad de recursos.

En esa misma línea, mostró su preocupación de que la pobreza infantil en el país "tenga cara de mujer", y pidió por "un feminismo que se acuerde" de las madres solteras que se encuentra "sumergidas", a las que no se debería "ayudar por lástima", sino "por conveniencia" como sociedad.

Mujica afirmó que "el grueso de los gurises nacen pobres" y que está "científicamente comprobado" que las carencias durante los primeros tres años de vida repercuten a posteriori en la adultez de los seres humanos. "Los Incas ya lo sabían, reforzaban las raciones de las madres con más pescado", explicó.

Asimismo, llamó a quien sea el próximo Presidente de la República a "donar el 40 por ciento de su sueldo" para tener la "autoridad moral" de poder exigirle solidaridad a los demás, ya que en su Gobierno él mismo donaba hasta un 80 por ciento del salario, pero los demás funcionarios "se hicieron los sota".

Por otro lado, señaló que Uruguay se debería plegar su industria a la brasileña para que esta sea "complementaria" a la del gigante sudamericano, el cual "tiene escala" y "está llamado a ser potencia".

Para el exmandatario es imperioso comenzar a mirar a Brasil, principal socio comercial del Uruguay, como el aliado estratégico en materia industria y abandonar la pretensión de que el Mercosur selle un Tratado de Libre Comercio (TLC) con la Unión Europea (UE), el cual aseguró que "va a salir el día del golero".

Por último, alertó sobre la fragilidad de algunas cosechas ante los cambios climáticos y la necesidad de una política de riego a nivel nacional, y sobre la dependencia de la industria láctea con Brasil, para lo cual se deberían abrir nuevos mercados. "Si a Conaprole le cortan el mercado de Brasil, le dan un mazazo", concluyó al respecto.

Lectores: 227

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: