La historia viviente
El Protector de los Pueblos Libres

José Gervasio Artigas, padre del federalismo rioplatense

Fue adoptado por la historiografía uruguaya como el máximo prócer del país.

Por Gustavo Zandonadi, especial para NOVA

El Protector de los Pueblos Libres nació el 19 de junio de 1764 en Montevideo, en tiempos en que la actual capital uruguaya integraba el Virreinato del Perú. Fue adoptado por la historiografía uruguaya como el máximo prócer del país vecino. Nadie puede quitarle méritos, y si bien fue crucial en los inicios del proceso independentista del Río de la Plata, el destino quiso que la gesta estuviera lejos de terminar como él hubiera querido.

Fue el tercer hijo del militar Martín José Artigas Carrasco y de Francisca Antonia Pasqual. El matrimonio tuvo seis hijos, en total. Sus abuelos habían estado entre los primeros pobladores de Montevideo. Los Artigas eran una de las familias más acaudaladas de la Banda Oriental: su padre era propietario de campos y fue el primer capitán de milicias, desempeñando el cargo de oficial real.

Primeros años y contrabando

El niño Artigas pasó estos primeros años en la ciudad y en la chacra de su padre. Recibió en la mejor educación que en la época se podía dar en Montevideo: la enseñanza primaria de la escuela de los padres franciscanos del convento de San Bernardino. Concluida la etapa de estidios el joven Artigas se dedicó al campo y aprendió dos cosas que le resultaron muy importantes para el resto de su vida: el manejo de las armas y del caballo.

En 1778 ingresó en la Cofradía del Santísimo Rosario. Este es el último registro de las ocupaciones de Artigas por espacio de veinte años. Los historiadores orientales coinciden en afirnar que durante los años en que no hay datos sobre ocupaciones lícitas, Artigas participó en faenas clandestinas y en negocios de contrabando, al norte de la Banda Oriental.

Múltiple descendencia

En su libro “El Caciquillo” Carlos Maggi sostiene que entre su mocedad y hasta su ingreso en el cuerpo de Blandengues, Artigas habría vivido con los charrúas, formando una familia en dicha comunidad. Manuel (el Caciquillo), habría nacido en 1786, siendo su primogénito. Durante sus años al norte del Río Negro, el futuro Jefe de los Orientales conoció a Isabel Sánchez Velásquez. El matrimonio duró diez años, y tuvo cuatro hijos, de los que sobrevivieron dos. En 1792 tuvo otro hijo con una mujer -de la que se desconocen datos filiatorios-, llamado Pedro Mónico, que quedó a cargo de sus abuelos paternos.

A poco de quedar viudo contrajo un nuevo matrimonio, esta vez con su prima, Rosalía Rafaela Villagrán. El casamiento se celebró el 31 de diciembre de 1805. La pareja tuvo tres hijos, pero sobrevivió uno. Como producto de sus desgracias familiares, Villagrán cayó en una grave enfermedad mental. Cuidada en sus últimos tiempos por una tía de Artigas, murió en Montevideo en 1824. En 1813 Artigas tuvo dos hijos más: María Escolástica (nacida el 10 de febrero de 1813) y Roberto (nacido a fines de 1813).

Fuerzas Armadas

En 1797 Artigas aprovechó una amnistía para quienes no tuvieran delitos de sangre, para ingresar como soldado al cuerpo de Blandengues de Montevideo, cuya finalidad era la de proteger las fronteras. En dicha institución Artigas participó de la lucha contra el contrabando y el pillaje. En junio de 1806, ante la Primera Invasión inglesa al Río de la Plata, el militar oriental se puso a las órdenes Juan Martín de Pueyrredón y organizó una fuerza de 300 soldados que no llegaron a entrar en combate. Para entonces ya tenía el grado de Capitán de Milicias.

En septiembre de 1810 Artigas es nombrado capitán de Blandengues. Con su nueva jerarquía fue destinado a Entre Ríos con la misión de reconquistar los pueblos sublevados, pero fue derrotado por los jefes militares entrerrianos. Al año siguiente llegó a Montevideo el virrey Francisco Javier de Elío, en reemplazo del derrocado Baltasar Hidalgo de Cisneros. El nuevo gobernante debió desembarcar en la orilla vecina porque la Junta de Buenos Aires le declaró la guerra y ordenó sitiar la ciudad de Montevideo.

Ante la situación política de Montevideo, Artigas se fue a Colonia del Sacramento y desde allí cruzó el Río de la Plata para ponerse a disposición del Gobierno de Buenos Aires, que lo reconoció como teniente coronel y le confío el mando de una tropa de 150 soldados para sublevar la Banda Oriental contra el poder español. El 11 de abril de 1811 aceptó liderar la revolución en tierra oriental y el 18 de mayo del mismo año venció a los españoles en la batalla de Las Piedras.

Al año siguiente organizó el Congreso de Maroñas, que decidió adoptar el sistema de gobierno federal para la Provincia Oriental. Fueron parte de la reunión importantes figuras uruguayas involucradas en el posterior proceso independentista como Dámaso Antonio Larrañaga, Juan Antonio Lavalleja, Manuel Oribe, Fernando Otorgués, Fructuoso Rivera y Pablo Zufriátegui.

En 1812 de Elío y Buenos Aires llegaron a un punto de acuerdo para poner fin a las hostilidades. Las tropas porteñas se retiran de Montevideo. Como muestra del descontento reinante por la situación, Artigas encabeza un éxodo cruzando el río Uruguay acompañado por 1600 personas, con sus pertenencias y su ganado. Se establecieron en Ayuí Grande, al norte de la actual ciudad de Concordia. La paz entre Buenos Aires y De Elío duró poco, por lo que se volvió a poner sitio sobre Montevideo. El gobierno de Buenos Aires, en manos de Manuel de Sarratea hizo todo lo que estuvo a su alcance para esmerilar a Artigas. Luego de una escaramuza con tropas porteñas, éstas se retiraron vencidas y en consecuencia, el oriental se sumó al sitio a la capital.

Instrucciones para los diputados orientales

Ante la elección de diputados orientales para concurrir a la Asamblea del año XIII, Artigas y su gente eligen a sus representantes y le dan instrucciones para llevar al debate legislativo. Las cosas que le importaba a los orientales eran las siguientes: Independencia de las provincias del poder español; igualdad de las provincias; libertad civil y religiosa; gobierno republicano y federal y fijar el domicilio del gobierno fuera de Buenos Aires. La respuesta de Buenos Aires fue desconocer el nombramiento de los diputados orientales alegando irregularidades en su elección. Por su parte Artigas abandonó el Sitio de Montevideo y fue declarado traidor a la patria por el director supremo Gervasio Antonio Posadas, que decidió su reemplazo por Carlos María de Alvear.

Liga de los Pueblos Libres y Congreso de Oriente Arroyo de la China

En 1814 Artigas estuvo dedicado a la organización de la Unión de los Pueblos Libres, de la que se proclamó como Protector. Estaba conformada por la Provincia Oriental, las Misiones, Corrientes, Entre Ríos, Santa Fe y parte de Córdoba. Su capital fue la ciudad de Purificación. El director supremo Carlos María de Alvear le ofreció la independencia, pero Artigas no aceptó y continuó en apoyando la lucha de los federales del interior contra los porteños.

Un comerciante escocés que se entrevistó con él en Purificación dejó testimonio de lo que vió: “Tenía alrededor de 1500 seguidores andrajosos en su campamento que actuaban en la doble capacidad de infantes y jinetes. Eran indios principalmente sacados de los decaídos establecimientos jesuíticos, admirables jinetes y endurecidos en toda clase de privaciones y fatigas. Las lomas y fértiles llanuras de la Banda Oriental y Entre Ríos suministraban abundante pasto para sus caballos, y numerosos ganados para alimentarse. Poco más necesitaban. Chaquetilla y un poncho ceñido en la cintura a modo de kilt escocés, mientras otro colgaba de sus hombros, completaban con el gorro de fajina y un par de botas de potro, grandes espuelas, sable, trabuco y cuchillo, el atavío artigueño. Su campamento lo formaban filas de toldos de cuero y ranchos de barro; y éstos, con una media docena de casuchas de mejor aspecto, constituían lo que se llamaba Villa de la Purificación”.

El 29 de junio de 1815 en Arroyo de la China (actual Concepción del Uruguay, provincia de Entre Ríos) entró en sesión una asamblea de diputados representantes de todas las provincias dominadas por Artigas. El objeto de la reunión fue la elección de cuatro delegados para enviar a Buenos Aires. Una corriente historiográfica sostiene que el congreso artiguista declaró la independencia ese día, pero esa tesis no puede ser respaldada con documentos porque las actas del plenario se perdieron, sin embargo se apoya en una carta que Artigas le envió al directorsupremo Juan Martín de Pueyrredón al conocer que se declaró la independencia en Tucumán, el 9 de julio de 1816: "Ha más de un año que la Banda Oriental enarboló su estandarte tricolor y juró su independencia absoluta y respectiva. Lo hará V.E. presente al Soberano Congreso para su Superior conocimiento".

En agosto de 1816 las tropas luso-brasileñas hicieron pie en la Banda Oriental con el objetivo tomar el control del territorio. En enero de 1817 cayó Montevideo. La lucha siguió hasta 1820 y terminó con la derrota de los artiguistas en Tacuarembó. El líder oriental se fue a vivir al Paraguay, donde pasó los siguientes treinta años, hasta el día de su muerte ocurrida el 23 de septiembre de 1850. Tenía 86 años.

La Provincia Oriental quedó anexada al imperio del Brasil, que la llamó Provincia Cisplatina. En esa condición permaneció hasta 1825, cuando los 33 orientales emprendieron la Cruzada Libertadora, que declaró la independencia oriental respecto del Brasil y unió a la provincia junto a las demás provincias argentinas. Semejante osadía trajo como consecuencia la Guerra del Brasil, involucrando a la Argentina.

De acuerdo con el libro “Traición a la patria” del historiador Guillermo Vázquez Franco, los rioplatenses vencieron en el campo de batalla pero la hábil diplomacia británica logró la creación del Estado Oriental del Uruguay mediante la firma de la Convención Preliminar de Paz. Para cuando esto pasó, Artigas estaba muy lejos.

Lectores: 81

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: