Nacionales
Afecta al mercado interno

La CIU le reclamó a Lacalle Pou que tome medidas efectivas contra el contrabando desde Argentina

Así lo sostuvo Fernando Pache, presidente de la Cámara de Industrias del Uruguay.

La Cámara de Industrias del Uruguay (CIU) celebró el Día de la Industria con un evento en su sede, y aprovechó la presencia de importantes autoridades del país —comenzando por el presidente Luis Lacalle Pou— para volver a poner sobre la mesa los reclamos que vienen impulsando desde hace tiempo: mejorar la competitividad, deteriorada por el atraso cambiario; cumplir la regla fiscal en el año electoral; y abordar la problemática que genera la diferencia cambiaria con Argentina.

La caída en las ventas de los departamentos del litoral ya se convirtió casi en una constante. Con la amplia diferencia cambiaria con Argentina y una brecha de precios que se mantiene a pesar de los altos niveles de inflación en el país vecino, los productos uruguayos siguen siendo más caros, y el éxodo en la frontera se repite en cada oportunidad posible.

En este escenario, el contrabando es un problema grave, y así lo señaló el presidente de la CIU Fernando Pache ante el presidente Lacalle Pou; la vicepresidenta Beatriz Argimón; la ministra de Economía y Finanzas (MEF) Azucena Arbeleche; el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) Fernando Mattos; el ministro de Ambiente Robert Bouvier; el ministro de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) Pablo Mieres; el presidente del Banco Central (BCU) Diego Labat; y la flamante ministra de Industria, Energía y Minería (MIEM), Elisa Facio.

Para el industrial, esta caída en las ventas litoraleñas, particularmente, pero también a nivel general en el mercado interno, se debe al “cruce indiscriminado de productos” desde Argentina. “No podemos dejar que esto siga ocurriendo”, apuntó. El retroceso en el consumo interno ya es de entre el 30 y el 40 por ciento, según los datos de la CIU.

Si bien reconoció las medidas que se han tomado al respecto como, por ejemplo, la más reciente de la implementación de un doble control en la frontera con el país vecino, o la política de cero kilo; Pache enfatizó que es necesario profundizar en este sentido y seguir haciendo cosas.

El contrabando, un problema que crece

Si bien el contrabando en la frontera —tanto con Argentina como con Brasil— es un problema histórico presente en los cruces terrestres del país, la diferencia cambiaria generada a partir de la devaluación del peso argentino ha profundizado la situación preocupante. Así, ya no se observa solo en productos de almacén o en cigarrillos y bebidas alcohólicas —bienes tradicionalmente caros en Uruguay—; sino también en carnes e, incluso, medicamentos.

Frente a esto, y a partir del reclamo de trabajadores de los departamentos del litoral —los más afectados por la caída de las ventas y la “competencia desleal” que sufren a partir de los productos que ingresan por contrabando al territorio nacional—, el gobierno dispuso la implementación de un doble control en la frontera de Salto para intensificar la vigilancia sobre estas posibles prácticas, con un segundo puesto en el cuartel de la Guardia Republicana.

Mientras tanto, en Salto y Paysandú ya han reclamado medidas como la habilitación de microimportaciones, la regulación del precio de los combustibles y la intervención fiscal del gobierno central a través de descuentos en el IVA e Imesi en productos de la canasta básica familiar.

Entre enero y setiembre, la Aduana incautó más de 450 millones de pesos en productos que intentaron ser ingresados ilegalmente a Uruguay. Comestibles y productos de limpieza fueron los más habituales.

Lectores: 150

Envianos tu comentario