Nacionales
Proponen que equivalga a 50 pesos

La diferencia cambiaria con Argentina preocupa a las empresas y le reclaman a Lacalle Pou un dólar especial para turismo

El presidente, Luis Lacalle Pou.

A falta de dos meses para que empiece el verano, los empresarios del sector turístico uruguayo creen que el momento para que el Gobierno tome medidas de apoyo es ahora, cuando los potenciales visitantes deciden qué hacer en la próxima temporada. Por eso en el último mes se han acumulado las solicitudes que recibe la administración de Luis Lacalle Pou.

El turismo se ve afectado por la diferencia cambiaria entre Uruguay y Argentina y empresarios del sector consideran que los destinos uruguayos han perdido “competitividad”. Para recuperarla, algunas gremiales empresariales impulsan un “tipo de cambio diferencial” específicamente para la temporada de verano.

En una reunión que tuvieron con el presidente Luis Lacalle Pou semanas atrás, representantes de gremiales empresariales de Punta del Este le explicaron la idea. El planteo –informado este jueves por Búsqueda– es elevar la cotización del dólar a cerca de 50 pesos uruguayos entre diciembre y la Semana de Turismo desde su valor actual (39,17 pesos uruguayos).

Esa cotización especial del dólar para la próxima temporada lo calcularon estimando cuál sería el valor del tipo de cambio nominal que daría lugar a que el gasto en turismo en dólares corrientes se mantenga respecto a verano de 2019, explicó el presidente de la Cámara Empresarial de Maldonado, Rolando Rozenblum, a ese medio. “Nos dejaría en igualdad de condiciones de competitividad”, aseguró.

Además de esa gremial empresarial, la solicitud la firman la Liga de Punta del Este, la Cámara Inmobiliaria de Maldonado, el Centro de Hoteles y la Corporación Gastronómica puntaesteña, el consorcio de transportistas Grupo Centro y los centros comerciales de Piriápolis y Rocha.

El analista en mercados Michel Bomsztein fue quien le explicó la propuesta a Lacalle Pou. Según sus estimaciones, esta medida implicaría para el gobierno una renuncia fiscal estimada en 37,2 millones de dólares. La ventaja cambiaria la tendrían quienes consuman en el departamento con tarjetas de crédito y débito.

El presidente se comprometió a trabajar con el equipo económico del gobierno sobre esa solicitud y en la reunión destacó que la medida implicaría un “beneficio para el consumidor” y no un descuento para las empresas, contó Rozemblum. “Es una forma de generar un oasis de competitividad. Es una fórmula para que haya un ambiente favorable al consumo”, indicó el empresario.

El ministro de Turismo, Tabaré Viera, dijo que “son bienvenidos los planteos” de las gremiales empresariales e indicó que en el gobierno se analizan las propuesta que puedan “pelear la situación”. “Es difícil empezar por el camino de los tipos de cambios múltiples. Es justamente el camino que tomó la Argentina y que la sumió a esta situación”, opinó el ministro.

Lectores: 284

Envianos tu comentario