NOVA Salud
Prevención

La hipertensión causa daños en nuestra vista

Es importante prestar atención a esta afección y seguir las recomendaciones médicas, en caso de recibir un diagnóstico de hipertensión.

La presión arterial alta puede causar afectaciones en otras partes del cuerpo. Es importante prestar atención a esta afección y seguir las recomendaciones médicas, en caso de recibir un diagnóstico de hipertensión.

En caso de no tenerlo, se deben realizar exámenes médicos regulares para verificar que no se tenga esta afección, pues en la mayoría de casos no suele presentar síntomas.

“Los chequeos rutinarios ayudarán a identificar una elevación temprana de la presión arterial aun si usted se siente bien. Si hay indicación de que está alta en dos o más chequeos, el médico puede pedirle que se mida la presión arterial en casa a diferentes horas del día.

Si la mantiene alta, incluso cuando usted está relajado, el médico podría sugerirle ejercicios, cambios en su dieta y, muy probablemente, medicamentos”, indican los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés).

De acuerdo con Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, “la presión arterial está determinada tanto por la cantidad de sangre que el corazón bombea como por el grado de resistencia al flujo de la sangre en las arterias. Cuanta más sangre tu corazón bombee y cuanto más estrechas estén tus arterias, mayor será tu presión arterial”.

Según explica la institución, la presión arterial se mide por dos valores:

1-Valor superior (presión sistólica). El primero, o superior, mide la presión en las arterias cuando el corazón late.

2-Valor inferior (presión diastólica). El segundo, o inferior, mide la presión en las arterias entre los latidos.

Recomendaciones

Medline Plus destaca la importancia de llevar un estilo de vida saludable que ayude a prevenir y a controlar la presión arterial. Algunas de las recomendaciones que señala mencionan cambios en la dieta y en otros hábitos.

Tener una alimentación que sea saludable para el corazón. Incluir alimentos naturalmente bajos en grasa, como granos integrales, frutas y verduras. Para recibir una asesoría personalizada lo recomendable es consultar a un nutricionista.

  • Mantener el cuerpo hidratado. Tomar abundante agua durante el día.
  • Realizar actividad física diaria. El ejercicio ayuda al desarrollo de muchas enfermedades, incluyendo la hipertensión.
  • No fumar.
  • Evitar el consumo de alcohol o reducirlo.
Lectores: 175

Envianos tu comentario