Nacionales
Un negocio que se derrumba

La industria de cannabis medicinal en la lona: cerraron 116 empresas y reclaman ayuda al Gobierno de Lacalle Pou

El presidente, Luis Lacalle Pou.

La industria de cannabis medicinal atraviesa, desde hace tiempo, una situación crítica alertada por los empresarios del sector, y que continúa profundizándose: de las 150 empresas que empezaron en el negocio hace 10 años, junto con la legalización de la actividad, solo quedan 34.

A pesar del relativo éxito que ha tenido la legalización del consumo recreativo de cannabis, con ventas récord en 2023 y más de la mitad de los consumidores acudiendo al mercado legal, la industria abocada a las variables y usos medicinales de la marihuana no ha tenido el mismo resultado.

Ante el cierre de empresas —de las 150 que existían hace 10 años, apenas quedan 34— y la pérdida de puestos de trabajo, los empresarios del sector reclaman al Gobierno de Luis Lacalle Pou que se amplíe la venta de productos medicinales derivados de la planta de cannabis como una primera medida de apoyo para la industria en crisis, también por la baja demanda y la caída de precios en el mercado internacional y en las exportaciones.

“Se acotaron los mercados, bajaron muchísimo las ventas, los precios bajaron. Entonces hay empresas que dejaron de producir, empresas con sobrestock que no pudieron colocar y empresas que están apunto de cerrar porque financieramente no tienen salida”, explicó al medio Telemundo Ricardo Páez de la Cámara de Empresas del Cannabis Medicinal.

El pedido del sector cannábico es comenzar a avanzar hacia una reconversión, pensando en el mercado interno y también en la exportación.

“El mercado recreativo, el suministro no es suficiente, pero esa solución tiene que venir por el lado de ampliar la producción para abastecer al Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA) y, por otro lado, en el tema medicinal no tenemos comercialización interna, o sea que es una alternativa también posible creación de mercado interno”, indicó Páez, al respecto.

En ese sentido, el empresario recordó que en Alemania, Israel o Australia se venden medicamentos recetados hechos con plantas uruguayas, pero en el mercado local eso no está habilitado; y es uno de los aspectos principales que, según las empresas, debe cambiar para asegurar un mejor futuro para la industria nacional de cannabis medicinal.

Asimismo, Páez sostuvo que cree que habrá continuidad en las políticas respecto a la marihuana legal, pero que falta educación para entender que no todo lo que sale de la planta es para consumo como droga.

Mientras los empresarios de la industria del cannabis medicinal mantienen reuniones con los diferentes precandidatos a la presidencia —a la par que exigen que el gobierno actual ya tome medidas al respecto—; no solo el sector de productos terapéuticos se cuela en la campaña, sino que la legalización y el consumo regulado de marihuana también parece adentrarse en el campo de debate.

En ese sentido, el secretario de la Junta Nacional de Drogas, Daniel Radío, planteó la eliminación del registro para compradores de marihuana y, a su vez, aseguró que se debería dejar permanente el registro de autocultivadores para evitar el subregistro a partir de personas que no renuevan su habilitación de manera anual.

También aclaró que "es partidario de que no haya más registro de los compradores de cannabis en las farmacias y estamos pensando si no hacemos una propuesta en ese sentido”. En tanto, Radío aseguró que la ventaja es evitar que quienes no quieren registrarse vayan al mercado negro y que podrían comprar los no residentes.

En contrapartida, y luego de conocerse que al menos dos tercios de los parlamentarios están de acuerdo con regular el mercado de drogas —otro de los temas que se ha instalado en mayor o menor medida en la discusión pública—, los senadores Guido Manini Ríos y Guillermo Domenech, líder y presidente de Cabildo Abierto (CA), respectivamente, se mostraron fuertemente en contra.

En cuanto a Manini Ríos, aseguró que en su partido "están en contra de la liberalización de las drogas" y creen que "la ley que legalizó la marihuana no hizo más que aumentar el número de adictos en el país". "Es evidente que cada vez se consume más drogas en el país", disparó; y criticó directamente a Radío por su propuesta de eliminar el registro de compradores de cannabis: "Acá no se puede pretender competir para ver quién hace la mejor marihuana con los narcos, lo que hay buscar es que la gente no consuma más".

Domenech, por su parte, señaló que le parece "un desastre" la actual administración de la Junta Nacional de Drogas, ya que "ha invisibilizado totalmente el daño que la droga le ocasiona a la juventud". “Hemos tenido malos resultados con la legalización de la marihuana", consideró.

Lectores: 119

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: