Nacionales
Desfasaje frente al dólar

Lacalle Pou no logra ordenar el desequilibrio cambiario y el peso uruguayo es la moneda más sobrevaluada del mundo

El presidente, Luis Lacalle Pou.

Uruguay tiene la moneda más sobrevaluada del mundo, según el último Índice Big Mac elaborado por la revista británica The Economist, que evaluó un total de 53 divisas y concluyó que el peso uruguayo ya ocupa el primer lugar en cuanto al desviamiento respecto del valor de “equilibrio” en el largo plazo.

El indicador que se publica de manera semestral y compara el precio de la famosa hamburguesa dejó en evidencia, una vez más, la problemática que analistas, sectores exportadores y los propios funcionarios del Gobierno de Luis Lacalle Pou vienen advirtiendo —y no logran resolver— hace tiempo: el tipo de cambio en Uruguay está atrasado, y el peso se ve inusualmente fortalecido contra el dólar.

En ese sentido, la jornada del lunes cerró con la segunda baja consecutiva en la cotización, según los datos oficiales del Banco Central del Uruguay (BCU). De esta forma, y luego de caer un 0,10 por ciento, el dólar cerró en 38,018 pesos; y acumula un retroceso del 5,12 porcentual en lo que va del año, mientras que a nivel interanual la caída es del 6,39 por ciento.

Lo más significativo de esta actualización es que el peso uruguayo incluso subió en el ranking respecto de la medición de diciembre: mientras que en ese entonces se ubicó como la segunda moneda más sobrevaluada del mundo, solo por detrás de Suiza; en esta ocasión, superó también a la divisa europea.

Esto, luego de un primer semestre negativo para el tipo de cambio y la competitividad del país, y un junio —último mes contemplado para la elaboración del Índice Big Mac— que quedó registrado con la peor caída mensual de la cotización en los últimos 15 meses.

El Índice Big Mac en Uruguay

Según la medición de The Economist, una Big Mac —sola, sin combo— cuesta 259 pesos en Uruguay, equivalentes a unos 6,86 dólares. Sin embargo, la misma hamburguesa tiene un valor de 5,58 dólares en Estados Unidos. Esto significa que, por un lado, la hamburguesa es un 22,9 porcentual más cara en el país; y que ese es también el porcentaje de sobrevaluación del peso uruguayo. En el índice previo, la moneda local estaba un 27,8 por ciento por encima del considerado como su valor de “equilibrio”.

Asimismo, el estudio agrega que el tipo de cambio implícito es de 46,42 pesos por dólar, que sería el valor de equilibrio a largo plazo de la divisa en el mercado local. Por tanto, la diferencia entre el último valor y el tipo de cambio real de 37,77 pesos marcó esa sobrevaluación. Es decir, según el índice, el dólar en Uruguay debería tener un valor de 46,42 pesos.

Esta corrección es más baja que la registrada hace seis meses, cuando el tipo de cambio sugerido por el Índice Big Mac era de 50 pesos, en relación a una cotización de 39,13 pesos, pero también hay que tener en cuenta la inflación que sufre Estados Unidos, y que elevó en mayor medida los precios —incluido el de la Big Mac, que se utiliza como referencia.

Producto Bruto Interno per cápita

Si se tiene en cuenta la comparación por Producto Bruto Interno (PBI) per cápita, la diferencia entre el tipo de cambio ideal y el real es todavía mayor. En ese caso, el Índice Big Mac marcó que la hamburguesa debería costar un 16 por ciento menos, por lo que la sobrevaluación del peso uruguayo es de 46,3.

En esta línea, la moneda local también es la más sobrevaluada frente al euro, con un 26,7 por ciento por encima del valor de equilibrio; y frente a la libra esterlina, con un 40 por encima.

Lo mismo ocurrió frente al yen japonés y al yuan de China. En ambos casos, el peso uruguayo es la moneda más sobrevaluada —142,8 por ciento y 96,8, respectivamente—, según el índice Big Mac.

¿Qué valor debería tener el dólar según los diferentes sectores locales?

Además de las proyecciones de la revista The Economist a través del Índice Big Mac, el país baraja diferentes cotizaciones ideales que parte de la base de que la moneda estadounidense está bastante devaluada en relación con las necesidades de la economía uruguaya.

En ese sentido, para los analistas del mercado, el dólar debería llegar a cerrar el año alrededor de los 40 pesos, según la última Encuesta de Expectativas Económicas del BCU. La respuesta menos optimista señaló una cotización de 38,50 pesos, casi medio peso por encima de lo que cotizó al cierre de la jornada del lunes.

Para los sectores exportadores, el atraso cambiario es el principal obstáculo a la rentabilidad de sus negocios en los mercados internacionales, y reclaman fuertemente medidas en ese sentido, señalando el valor que, para ellos debería tener la divisa estadounidense. Al respecto, según los últimos cálculos de la Asociación Rural del Uruguay (ARU), el dólar debería apreciarse entre un 15 por ciento y un 30 para cotizar en niveles que oscilan entre los 44 y los 50 pesos. Según la economista del área de estudios agroeconómicos de la entidad, Rocío Lapitz, el cambio real de equilibrio del Banco Central del Uruguay (BCU) ubica a la divisa 15 por ciento arriba de su valor actual; mientras que, tomando el promedio histórico de los últimos 40 años, el desbalance llega hasta el 30 por ciento.

La Federación Rural, por su parte, calcula que un dólar apropiado estaría en torno a los 40 pesos. Mientras que la Cámara de Industrias del Uruguay (CUI) señala que apuntan a un dólar que parta de los 45 pesos para recuperar la rentabilidad perdida en el sector.

Según el director ejecutivo del Centro de Estudios de la Realidad Económica y Social (Ceres), Ignacio Munyo, el dólar no superará los 38,50 pesos este año, siempre y cuando el gobierno busque mantener la inflación dentro del rango meta —algo que, está el momento, ha logrado en los últimos dos meses—; si bien desde el organismo señalan que el atraso cambiario es del orden del 25 por ciento.

Lectores: 203

Envianos tu comentario