Nacionales
Polémicas declaraciones

No hay peor ciego que el que no quiere ver: Lacalle apunta a Orsi por decir que la falsa denuncia fue operación política

El presidente, Luis Lacalle Pou, desechó las acusaciones de Yamandú Orsi, a pesar de que se comprobó que los cargos de los que se lo acusaba no eran reales. (Dibujo: NOVA)

En medio del tembladeral que causó el reconocimiento de que la denuncia contra el precandidato presidencial del Frente Amplio por parte de una militante oficialista había sido falsa, el jefe de Estado, Luis Lacalle Pou, intentó salir bien parado y pese a admitir que la denuncia fue falsa, negó que se haya tratado de una operación política.

Lacalle Pou apuntó contra la postura del FA de acusar al Partido Nacional de estar detrás de la acusación al señalar que “es tan grave la acusación como decir que hay una operación política partidaria”. Para el mandatario, Orsi “está devolviendo de la misma manera de lo que critica”, al referirse a las declaraciones del exintendente de Canelones, quien aseguró que "hay fuerzas que operan, metiéndose en la interna de otro".

El mandatario aseguró en rueda de prensa que “es muy fácil enchastrar” y contrapuso que “la retractación ya sabemos que viene tarde, que generó problemas con la familia, con los amigos”, por lo que consideró que “esas cosas hay que cortarlas de una”.

No obstante, no dejó pasar la ocasión para defender al Partido Nacional de las acusaciones frenteamplistas. “Es tan grave la acusación falsa sobre el presidenciable Orsi, como devolver diciendo que hay una operación política partidaria. Si se tiene datos, se tienen que dar”, lanzó el presidente.

Para Lacalle Pou “no se pueden generar mantos de dudas” y sentenció: “Si alguien cree o entiende que hay elementos para decir que hay una operación política, que lo diga y que vaya con los elementos”.

El jefe de Estado afirmó que "no gana el que supuestamente quiso ganar y no pierde el que quiso perder" en estas situaciones y defendió "el proceso democrático", al apuntar: "Esa casa se prende fuego se está prendiendo fuego todo el sistema junto".

Sin embargo, pese a las explosiones de Lacalle Pou, es demasiado difícil contrarrestar las premisas de Orsi. Si la falsa denuncia ocurre en un contexto de elección presidencial, contra un candidato opositor, y viene de parte de una militante del partido oficialista, la intencionalidad de la maniobra es lisa y llanamente política. No tienen otra finalidad que la de perjudicar las chances electorales del acusado, y por lo tanto, se trata de una operación política.

Lectores: 86

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: