Nacionales
No revisaron un contenedor sospechoso

Otra falla en el control del narcotráfico salpica al Gobierno de Lacalle: dejaron salir dos toneladas de cocaína

La droga iba camuflada en un cargamento de budines y botellas de vermut que Aduana no revisó pese a resultar sospechoso.

El 14 de noviembre entró por el acceso norte del Puerto de Montevideo un contenedor con 22.320 unidades de budines y alfajores de la marca Portezuelo y 1.122 botellas de vermouth que compró una empresa de Holanda en Uruguay. Al atravesar el ingreso la carga obtuvo "canal verde", pasó por el escáner, continuó hacia la Terminal Cuenca del Plata y no se realizó un control manual.

La carga, con un valor total de 48.256 dólares, -34.110 de budines y alfajores y 14.146 de vermouth-partió hacia el puerto de Amberes, en Bélgica, donde la Aduana de ese país detectó el 28 de diciembre que entre los alimentos había 2.16 toneladas de cocaína.

Según documentos oficiales a los que accedió y revisó el medio El Observador el trayecto que hizo la carga fue desde la compra de los alimentos hacia Zonamerica y luego al Puerto de Montevideo, donde partió hacia Amberes en barco.

En Montevideo el escáner, ubicado en el acceso norte del Puerto que realiza controles aleatorios, no detectó el cargamento ilegal. Como había obtenido canal verde, tampoco se realizó el control manual abriendo el contenedor, pese a que ese tipo de tránsito es calificado como de riesgo por Aduanas. "El escáner no es milagroso y el que tenemos no es de los mejores", respondió el director Nacional de Aduanas, Jaime Borgiani, consultado por El Observador.

El envío tenía varias características que lo hacían sospechoso y que, por lo tanto, hubiesen ameritado abrir los paquetes: que eran productos que Uruguay no exporta hacia Europa, que el envío no lo realizaba la empresa productora de los budines y alfajores y que el destino, Bélgica, es considerado de riesgo para Aduanas, según confirmó el medio El Observador con funcionarios y jerarcas.

Antes de llegar al acceso norte del Puerto de Montevideo, el único punto donde hay un escáner, el contenedor estuvo en Zonamerica, donde los paquetes pueden alterarse, reempaquetarse o fraccionarse y donde las autoridades presumen que se contaminaron los alimentos con las dos toneladas de cocaína.

A Zonamerica los budines, alfajores y botellas entraron bajo dos controles: uno de la Dirección Nacional de Aduanas y otro de una aduana propia que hay en esa zona franca. Sin embargo, allí tampoco se detectó que el cargamento tenía droga.

Los budines y alfajores se compraron a una distribuidora o cadena de supermercados y no directamente a la empresa Portezuelo, dijeron fuentes de la empresa.

A su vez, la responsable de la exportación fue una empresa que está ubicada en el barrio La Unión y se dedica a ofrecer servicios de carga, logísticos y aduaneros y servicio de almacenaje en cinco mil metros cuadrados de depósitos en Zonamerica, según se lee en su página web.

El Observador se comunicó con el director de esa empresa quien explicó que una empresa de carga holandesa hizo el pedido de cotización por budines, alfajores y vino. Sin embargo, al no haber stock de vino, la exportadora le ofreció vermouth y la empresa en Holanda aceptó y pidió que los productos se envíen a Amberes, en Bélgica.

Una vez que la exportadora compró los budines, alfajores y el vermouth, los trasladó en un camión a Zonamerica donde permanecieron una semana a la espera de que haya un contenedor disponible para el traslado al Puerto. El directivo, que prefirió el anonimato, dijo que desconoce en qué punto de la cadena logística se pudo haber contaminado la comida con la droga.

Desde la empresa transportista que llevó la carga de Zonamerica al Puerto de Montevideo dijeron, a su vez, que el servicio lo contrató la empresa exportadora.

En Bélgica la carga tenía como destinatario a la empresa "EFF Logistc BV" que se dedica a exportar, importar y almacenar fruta fresca, según se lee en su web. El caso está en investigación de Fiscalía de Estupefacientes a cargo de Stella Llorente y Aduanas inició, a su vez, una investigación adminsitrativa.

Lectores: 101

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: