Nacionales
Dudas y sospechas

Pereira desconfía del Gobierno de Lacalle Pou y dice que "no podría asegurar que no tengo el teléfono pinchado"

El presidente del Frente Amplio (FA), Fernando Pereira.

El presidente del Frente Amplio (FA), Fernando Pereira, reiteró que la oposición mantiene firme el pedido de renuncia del ministro del Interior, Luis Alberto Heber. La decisión se tomó después de que se conociera la implicación de policías en la causa del exsenador Gustavo Penadés, por lo que fue imputado el exdirector del Comcar Carlos Tarocco y se investiga a otros dos funcionarios de la Policía.

Para la oposición son varios los temas que caen sobre los hombros del Ministerio del Interior, y por ende sobre su principal responsable: el caso del ex custodio del presidente Luis Lacalle Pou, Alejandro Astesiano, el espionaje a los senadores frenteamplistas Mario Bergara y Charles Carrera, relevos de altos cargos de la Policía por actos irregulares, el caso del narcotraficante Sebastián Marset, además de la situación de inseguridad pública, señaló Pereira este miércoles.

“No sé cuántas cosas tienen que pasar para que se vaya un ministro”, expresó el presidente del FA. “Nosotros respetamos a Heber como político, es uno de los políticos de más vasta trayectoria, claramente es una persona que cuando opina hay que escucharla, pero en este ministerio ha fracasado desde todo punto de vista”, agregó.

Asimismo, apuntó que a esa larga lista en las últimas horas se sumó que dos funcionarios policiales fueron sumariados por acceder a escuchas telefónicas obtenidas mediante el sistema El Guardián, que son parte de la investigación sobre el asesinato de la madre del ministro del Interior.

En esa línea, Pereira no descartó que su celular estuviera intervenido. “No estoy en condiciones de decirles a ustedes que no tengo el teléfono pinchado. La verdad es que en otros momentos de Uruguay, incluso con gobiernos colorados y blancos, sentía cierta seguridad, es verdad que no había estos aparatos, pero nunca me sentí perseguido, ni yo ni ningún líder de la oposición. Hoy no podría asegurar que no tengo el teléfono pinchado. De hecho, se me corta cada pocos minutos”, expresó.

Pererira aseguró que “no tiene garantías” y eso quedó en evidencia con los hechos que ocurrieron en las últimas semanas, como la denuncia de la presencia de “autos sospechosos” frente a sus casas de parte de algunas de las víctimas de Penadés y de la fiscal del caso, Alicia Ghione.

“Estamos ante un ministro que ha fracasado”, reiteró Pereira, y aclaró que no cree que Heber esté “comprometido desde el punto de vista de la legalidad”, pero sí que “ha sido totalmente ineficiente”. “El gobierno tiene que darle una señal clara a la sociedad de que no se puede fallar en temas tan importantes y seguir como si nada”, expresó.

Lectores: 258

Envianos tu comentario