Nacionales
Presentarán una carta

Se hace el sordo: productores rurales le pedirán a Lacalle Pou que tome postura contra la venta del frigorífico Marfrig

El presidente, Luis Lacalle Pou, ha intentado mantenerse al margen del asunto. (Dibujo: NOVA)

El rechazo a la operación de compra de tres plantas del frigorífico Marfrig en Uruguay por parte de la empresa —también brasileña— Minerva sigue reuniendo apoyo entre los productores agropecuarios, a pocos días de que la Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia (Coprodec) del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) comunique una decisión sobre si avala o no la transacción.

La preocupación sobre la concentración de la faena uruguaya en manos de la empresa brasileña surgió apenas se conoció la noticia sobre la importante operación regional que lleva adelante Minerva Foods y que, en el país, supone la adquisición de tres frigoríficos de Marfrig: Colonia, La Caballada de Salto e Inaler de San José. Esto hará que la empresa que ya cuenta con cuatro plantas en Uruguay —PUL, Carrasco, Canelones y BPU— alcance a controlar el 45 por ciento del sector frigorífico local.

En este sentido, un conjunto de productores rurales viene juntando firmas a través de la plataforma Change.org, con una petición llamada “La amenaza inminente de Minerva Foods y la necesidad de proteger nuestro sector”. Desde el 19 de diciembre, cuando se abrió el pedido, la solicitud alcanzó las 2.534 firmas.

El objetivo es lograr entre 3.000 y 4.000 adhesiones para llevarlas junto con un escrito al presidente Luis Lacalle Pou, con la intención de que intervenga activamente en la polémica, más allá de lo que decida la Coprodec —si bien el mandatario ya adelantó que la definición será meramente técnica y no política.

Según el exsenador Francisco Gallinal, la idea de los productores surgió a mediados de diciembre, motivados por lo poco y nada que se hablaba del asunto, a pesar de que el plazo de la Coprodec para expedirse avanzaba. Según explicó a El Observador, comenzó en la zona de Cerro Colorado, en Florida, pero rápidamente se expandió y ya ha recibido apoyo en todo el país.

La recolección de firmas, en ese sentido, busca dejar testimonio de la opinión de muchos productores sobre el tema. Opinión que, por ejemplo, comparten desde la Federación Rural y la Asociación Rural del Uruguay (ARU), que han presentado trabajos técnicos en rechazo a la operación Minerva-Marfrig frente al organismo que al que le corresponde avalarla o no.

“Estamos muy conformes con la respuesta y porque esto agarró vuelo a nivel de los medios de comunicación”, expresó. Además, añadió que, gracias a la iniciativa, “hubo actores de peso que hablaron, gente que está en lugares de decisión y eso es sumamente importante”. Respecto de las críticas, hizo énfasis en que “lo que queremos es que se cumplan las reglas del libre mercado”.

La entrega de la carta y las firmas, en fecha a confirmar, tiene como objetivo “decir bueno, acá está, queremos dejar testimonio de que nos preocupamos por el asunto, que al menos esta vez no reaccionamos mal y tarde por estar preocupados en nuestras cosas, creo que ahora nos estamos expresando a tiempo”, concluyó Gallinal.

Voces críticas que se suman

Las críticas y el rechazo al impacto que pueda tener la adquisición de los frigoríficos de Marfrig por parte de Minerva en cuanto a la concentración de la faena superan las barreras político-partidarias y, por ejemplo, tanto el intendente de Canelones —y precandidato del Frente Amplio—, Yamandú Orsi, como el senador nacionalista Sebastián Da Silva, se expresaron en contra de la operación.

Otro que se expresó al respecto fue el expresidente José Mujica, quien señaló a la diaria que “al sector ganadero y a los productores les conviene que haya cierto margen de competencia de intereses distintos”.

“Contra lo que la gente cree, la inmensa cantidad de los productores chicos son productores de terneros que no tienen recursos para especular. Si matamos esa semilla incipiente, nos terminamos perjudicando globalmente en el fenómeno ganadero”, sostuvo. Para Mujica, la cadena cárnica podría ser aún más costosa si “se transforma en un monopolio de compra”.

Sobre la definición de la Coprodec, el expresidente aseguró que, más allá de la decisión técnica que tome el organismo —y contrariamente a lo expresado por Lacalle Pou—, “al final hay una decisión política”. “Estuvo muy bien Orsi en decirlo para que el presidente no sienta que lo vamos a cascotear si sale con una defensa” de la industria. “Se puede discrepar en muchas cosas, pero a veces también se puede concordar”, agregó.

Lectores: 95

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: