La historia viviente
Historia del deporte

VIDEO | Se cumplen 73 años del Maracanazo

Una de las imágenes que quedó del Maracanazo.

Por Gustavo Zandonadi, especial para NOVA

El 16 de julio de 1950 la selección uruguaya venció a su par de Brasil por 2-1 en el Estadio Maracaná y le arrebató la Copa Jules Rimet.

El partido decisivo se disputó ante 200 mil espectadores, cifra que hasta el día de hoy no fue superada. Los locales alinearon a Barbosa, Augusto, Juvenal y Bigode. Bauer, Danilo, Zizinho y Jair. Friaça, Ademir y Chico. Los celestes salieron a la cancha con Máspoli, González y Tejera. Gambetta, Varela y Andrade. Ghiggia, Pérez, Míguez, Schiaffino y Morán.

El primer tiempo terminó 0-0. El empate parcial puso nerviosos a los 200 mil espectadores que no entendían por qué su equipo, que venía de marcar trece goles en dos partidos, no podía quebrar el marcador.

La segunda etapa se abre el arco para Brasil. Friaça anotó para los locales y estalló el festejo en el estadio y en todo el país, que estaba pendiente de la radio. El capitán oriental ensayó una protesta para enfriar el partido y para aplacar la euforia que bajaba de las tribunas.

La maniobra de Obdulio Jacinto Varela dio resultado. Poco a poco los uruguayos fueron acercándose al arco rival y en el minuto 66 Juan Alberto Schiaffino marcó el gol del empate. Poco más de diez minutos después Alcides Ghiggia inclina la balanza en favor de Uruguay.

Un silencio ensordecedor se apoderó de las tribunas del Maracaná. La fiesta que vivieron los brasileños hasta ese momento, terminó en cuanto la pelota burló las manos de Barbosa, quién pagó con el repudio de los hinchas de la selección brasileña por el resto de su vida.

Por el lado de los campeones todo fue alegría, menos para Obdulio Varela, que pasó la noche por las calles de Río de Janeiro consolando a cuanto brasileño encontró a su paso.

El triunfo en el Maracaná se convirtió en un gran mojón de la historia del fútbol uruguayo. Fue la última vez que los orientales obtuvieron una Copa del Mundo en categoría de mayores. El triunfo sobre los brasileños se convirtió en una gesta heroica que ayudó a definir la identidad nacional y el sentido de pertenencia de los hinchas de la Celeste.

Contexto

Después de 12 años de ausencia, la Copa del Mundo volvió a disputarse. El anfitrión fue Brasil, que había organizado el torneo para ganarlo. Trece selecciones se dieron cita desde el 24 de junio de 1950 en el país sudamericano para poner la pelota en movimiento.

La competencia se organizó en dos grupos integrados por cuatro equipos, uno conformado por tres y uno por dos. El ganador de cada llave se clasificaba a un cuadrangular final, hecho que convirtió a Brasil 1950 en la única Copa del Mundo sin rondas de eliminación directa, a excepción de la fase de grupos.

Primera fase

En el Grupo 1 jugaron Brasil, Yugoslavia, Suiza y México. Los locales sacaron boleto a la fase final al derrotar a México por 4-0 y a Yugoslavia por 2-0. El restante partido fue un empate 2-2 frente a Suiza.

Por el Grupo 2 compitieron España, Inglaterra, Chile y Estados Unidos. Los ibéricos ganaron los tres partidos y pasaron a la segunda ronda. La sorpresa del mundial la dio Estados Unidos al vencer por 1-0 a Inglaterra.

En el Grupo 3 midieron fuerzas Suecia, Italia y Paraguay. Los suecos se impusieron en su compromiso ante los italianos e igualaron con Paraguay. Por su parte los bicampeones mundiales derrotaron a los sudamericanos, pero no les alcanzó para clasificar.

El Grupo 4 se definió sin inconvenientes para Uruguay, que goleó por 8-0 a Bolivia y se aseguró un lugar entre los cuatro mejores del torneo.

Segunda ronda

En la primera fecha del cuadrangular final Brasil destrozó a Suecia por 7-1, mientras que Uruguay empató con España por 2-2. Por la segunda fecha los locales sacaron chapa de candidatos al título venciendo a los españoles 6-1. Por su parte los orientales vencieron a los escandinavos por 3-2.

En la última fecha Suecia superó a España por 3-1 y alcanzó la tercera ubicación.

Lectores: 279

Envianos tu comentario