Opinión
Agrotóxicos

Posponen juicio contra Monsanto mientras las acciones de Bayer se hunden

La víctima del herbicida glifosato, Sharlean Gordon, en el hospital.

Por Graciela Vizcay Gomez (*)

Un muy esperado juicio de una enferma de cáncer a causa del uso de Roundup, que debería comenzar a fines de enero de 2020 en el área de Saint Louis, fue retirado del calendario, según un  funcionario de la corte. Así lo publica en su artículo la periodista Carey Gillam, en el medio  "U.S. Right to Know".

El juicio que enfrentaría a una mujer de 50 años que padece cáncer, llamada Sharlean Gordon, contra el fabricante del Roundup, Monsanto Co., debía comenzar el 27 de enero en el mencionado condado estadounidense y se transmitiría al público. Hay gran expectativa por este caso porque los abogados de Gordon planearon poner al ex CEO de Monsanto, Hugh Grant, en el estrado. Saint Louis fue el hogar de la sede corporativa de Monsanto hasta que la compañía fue comprada por Bayer AG de Alemania en junio de 2018.

Al retirar el juicio del calendario, el juez del caso ordenó que se realice una conferencia dentro de un mes, dijo la vocera de la corte del condado, Christine Bertelson. A diferencia del "cajoneo" recurrente de la causa ante la Corte Suprema de Argentina "Giménez, Alicia Fany y otros c/EN, Ministerio de Agroindustria y otros s/ proceso de conocimiento" y otras causas anexas. En Estados Unidos, la Corte da conferencias para explicar el aplazo; en nuestro país, el mismo tipo de causas se dilatan, se deja que prescriban, o se rechazan in limine, mientras las victimas siguen muriendo sin obtener justicia.

El juicio de Gordon ya se pospuso una vez, originalmente estaba programado para agosto de 2019. Es uno de varios casos que se han pospuesto en los últimos meses, ya que Bayer intenta encontrar un acuerdo para la gran cantidad de reclamos presentados contra Monsanto por personas afectadas por el Linfoma no Hodgkin que fue causado por la exposición al  glifosato. Funcionarios de Bayer han dicho que Monsanto enfrenta a más de 42.700 demandantes en los Estados Unidos.

Gordon desarrolló un Linfoma no Hodgkin después de usar el herbicida Roundup durante 25 años en su residencia en South Pekin, Illinois, y ha sufrido un largo padecimiento debido a su enfermedad. Su padrastro, quien también usó Roundup en la casa familiar, murió de cáncer. El caso en realidad deriva de una demanda más grande presentada en julio de 2017, en nombre de más de 75 demandantes. Gordon iba a ser la primera de ese grupo en ir a juicio.

Bayer ha negado que los herbicidas de Monsanto puedan causar cáncer, y afirman que el litigio no tiene fundamento, que está siendo impulsado por los abogados codiciosos de los demandantes.

Según fuentes cercanas al litigio, se están llevando  a cabo discusiones para posponer más juicios de cáncer causados por el Roundup, posiblemente incluyendo uno que comenzará el 21 de enero en el Tribunal de la Ciudad de Saint Louis. Los abogados de ambas partes de los próximos juicios de enero declinaron hacer comentarios.

Los inversores de Bayer han estado presionando a la empresa para que encuentre una manera de evitar futuros juicios y resolver el litigio.

En los tres juicios por cáncer a causa del Roundup realizados hasta el momento, los jurados fueron unánimes al afirmar que la exposición a los herbicidas de Monsanto causan Linfoma no Hodgkin y que la compañía cubrió los riesgos y no advirtió a los consumidores. Los tres jurados otorgaron a un total de cuatro demandantes más de 2 mil millones por daños, pero los jueces de primera instancia en cada caso han reducido significativamente los laudos. Aún no se han pagado ninguno de los tres, ya que Monsanto apela los veredictos.

El Parlamento Europeo por su parte, es socio en el crimen de tantas muertes porque la Comisión de Medio Ambiente, la de Derechos Humanos y la de Protección al Consumidor están dibujadas, inoperantes y cínicas sobre el tema del glifosato, autorizando extender el uso del herbicida.

La reunión anual de accionistas de Bayer está programada para el 28 de abril y los analistas dijeron que a los inversores les gustaría ver una solución del litigio para ese momento, o al menos un progreso significativo en la contención del pasivo.

Las acciones de Bayer se hundieron, perdiendo miles de millones de dólares en valor, después del primer veredicto del jurado en agosto de 2018, y los precios de las acciones siguen deprimidos.

(*) Zero Biocidas.

Lectores: 170

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: