Nacionales
Congreso

Líderes partidarios llaman al "intercambio civilizado de ideas" y a bajar el tono de las confrontaciones

Se busca de abrir un espacio de diálogo como elemento central del cuidado del sistema democrático.

Los líderes de todos los partidos políticos del país con representación parlamentaria mantuvieron este martes una inusual reunión en el Congreso mismo en busca de abrir un espacio de diálogo como elemento central del cuidado del sistema democrático.

Convocados por el opositor Frente Amplio (FA), estuvieron el titular de esta alianza, Fernando Pereira; el presidente del Partido Nacional, Pablo Iturralde; el secretario general del Partido Colorado y expresidente Julio María Sanguinetti; el líder de Cabildo Abierto, Guillermo Domenech; y el ministro Pablo Mieres, por el Partido Independiente.

"Creo que estamos en un momento de alta judicialización de la política; esto no quiere decir que la Justicia no tenga que entrar en determinadas oportunidades cuando se creen que se han cometido delitos, pero hacer de la Justicia la forma de laudar los conflictos entre partidos es un dato negativo y donde hay que trabajar en todos los partidos", enfatizó Pereira.

Tras la charla, en conferencia de prensa, Pereira instó a “lograr las claves para que haya un trato con respeto, educación y sin ira, es decir, no transmitirle a la sociedad sentimientos negativos”.

“¿Esto implica no decir las diferencias que vamos a tener en materia de seguridad social, a la reforma educativa, a los que han sido los incumplimientos de campaña? Para nada, pero eso no implica meternos con las personas", agregó el presidente del Frente Amplio.

El sindicalista destacó que "Uruguay es el país más democrático de América Latina, porque tiene partidos fuertes, que tienen incidencia en la sociedad, porque tiene organizaciones sociales fuertes, un Poder Judicial independiente y la prensa puede actuar con libertad”, elementos que “hay que proteger en todos sus términos".

Finalmente, Pereira explicó que el FA impulsó el encuentro “para defender y recrear uno de los motivos que enorgullece y distingue a Uruguay en el mundo, que es la forma en la que el sistema político procesa las diferencias".

Sanguinetti, por su parte, remarcó que “lo que vale fundamentalmente es el gesto, es decir, el testimonio de que cuando algunos de los partidos siente que el debate político está yendo más allá de la confrontación de ideas políticas, esté en la condición de llamar, convocar, y hablar".

"La democracia es fundamentalmente un diálogo y esto es la expresión de ello. Hemos venido en ese ánimo y espíritu a conversar", añadió.

Domenech, en tanto, llamó a “hacer de la política un campo de intercambio civilizado de ideas y evitar todo agravio personal”, y puso de relieve que esta dinámica de diálogo constituye “un llamado a la responsabilidad”.

Lectores: 91

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: